Aunque su estreno inicial en la plataforma en Estados Unidos fue desde septiembre del 2018, su reciente popularidad en Latinoamérica nos ha hecho voltear a ver este thriller.

Dirigida por Richard Schepard, protagonizada por Allison Williams y Logan Browning. Trata de Charlotte, una chelista quien, tras 10 años de retiro para cuidar a su madre, intenta regresar al mundo de la música para encontrarse con su reemplazo, la nueva estrella: Lizzie.

Con buena música de fondo, sorprendentes actuaciones, una trama algo enredada y confusa, esta película atrapa y se disfruta. A quienes nos deleitamos de los thrillers o terror asiático, les recordará un poco a esta sensación de locura con un leve gore, siendo este último punto el que ha representado las reseñas de este filme. Sí, hay unas pocas escenas de bichos, vómito y sangre. No la recomiendo ver mientras comen, sin embargo, he visto escenas más impactantes.

Así mismo, su arranque fue mejor que su evolución, ya que poco a poco sus calificaciones en las plataformas han ido descendiendo. A la fecha con 79% en Google, 6.2 en IMDb, y 77% en Rotten Tomatoes, considero que esta baja se debe justo a su popularidad actual, un arma de doble filo, ya que muchos están viéndola por su fama sin tener el gusto por este tipo de películas.

La recomiendo a quienes disfrutan del suspenso, drama, locura y confusión, y a quienes soportan un poco de escenas fuertes.

Comentarios

comments