Recientemente en el catálogo de Netflix apareció una cinta que hace años se perdió en el vasto mundo de las películas de superhéroes el cual pasó de haber sido un éxito en taquilla de 1997 a ser un producto poco apreciado por los fans y olvidado al punto de que solo unas cuantas personas conocen siquiera al personaje principal de la misma.

Esta cinta es Spawn. La cual nos narra de manera muy general la historia de Al Simmons, un agente de la CIA y del ejército de Estados Unidos que lo tenía todo: dinero, una bella novia, una buena reputación y estaba próximo a retirarse merecidamente.

Pero durante su última misión, Al es traicionado por su jefe, quien lo asesina para robarse todo el crédito. Con lo que no contaba es que nuestro protagonista no muere, y en su lugar es reclutado por Malebolgia para que se convierta en el comandante de los ejércitos del infierno y así librar una guerra contra el cielo y dar pie al apocalipsis.

SPAWN

Pero antes de continuar, seguramente te estarás preguntando ¿Quién Rayos es Spawn? ¿Quién lo creo? ¿Es de DC o Marvel? ¿Por qué no es tan famoso? ¿Y qué tiene que ver con la película que me están recomendando?

En primer lugar, el personaje de Spawn es un superhéroe un tanto distinto de los moldes convencionales ya que su propia naturaleza es muy violenta y no tiene problemas con matar, también el mundo en el que vive es mucho más oscuro  y este constantemente es acosado por ataques de demonios, criminales y fuerzas de otras dimensiones.

Su creador es el legendario dibujante Todd McFarlene, quien trabajo por años en Marvel dándole un look muy particular a los cómics de Spiderman al hacerlo un poco más realista y maduro.

Todd McFarlene, creador de SPAWN

McFarlene ideó a Spawn un día en su oficina para presentárselo a los ejecutivos de la casa de las ideas, pero estos rechazaron al personaje porque no les gustaba la violencia que el personaje encarnaba y también porque les pareció que los fans no se podrían identificar con él, ya que les sonaba a una versión de Punisher con poderes.

Logo de Image Comics

Tras este rechazo, McFarlene decidió abrir su propia casa editorial, llamada  Image Comics en la cual lo primero que público fue Spawn y fue un éxito rotundo de ventas, dejando en ridículo a Marvel. Pues la casa de los X Men estaba en bancarrota y un personaje con esa aceptación por parte del público los hubiera salvado en ese momento de este probema.

Tal fue la fama del personaje que se lanzaron línea de juguetes, una serie animada en HBO, videojuegos, ropa, posters y la película que hoy nos atañe. La cual fue estelarizada por Michael Jai White (Mortal Kombat Legacy), Martin Sheen (Tio Ben en la película de Amazing Spiderman) y John Leguizamo (John Wick); y se estrenó en el verano de 1997 como el filme del año, tal como lo fue Engame en 2019.

Y si bien en esa época el género de superhéroes aún no se consolidaba ya existían los antecedentes de Superman de Christopher Reeve y Batman 1989, lo cual ayudó a su promoción y la hizo ser considerada como una de las mejores de su época.

La trama de la cinta es simple pero te resume lo más importante en los cómics, dejando en claro quién es el personaje y sus propósitos. Y te va encaminado poco a poco en la historia del cielo y el infierno, buscando que en algún momento sé de la guerra que mencioné al principio.

Por otro lado, el tiempo no le ha favorecido ya que sus efectos especiales se ven como algo que pudiera hacer un becario con After Effects en su laptop, puesto que si bien en 1997 ya había buenos efectos con la calidad de Star Wars, las animaciones por computadora aún no estaban bien desarrolladas y viéndolas en esta época se ven mal hechas.

Sin embargo, si ustedes quieren conocer al personaje y adentrase en el mundo de Spawn es una buena referencia ver la cinta y continuar con la serie animada que fue equiparable en fama con la de Batman y X Men; además que va enfocada a los adultos y no a los niños.

Además me atrevo a decir que la llegada de esta cinta a Netflix tiene algo que ver con que Todd McFarlene declaró en el 2013 que le gustaría mucho volver a llevar al oscuro superhéroe a la pantalla grande; todo esto a causa de que un colega suyo le sugirió hacerlo, debido al gran auge que las películas de cómics están alcanzando hoy día.

Jaime Foxx

McFarlene también dijo que no sería una película de “superhéroes” sino que iría por un camino más enfocado en un thriller mezclado con terror. Por otro lado, destacó que le gustaría que  Jaime Foxx interpretara a Spawn y que su estreno pudiera darse en 2019. Lo que es cierto es que el tiempo ya nos alcanzó y seguimos sin ninguna novedad respecto a este posible proyecto.

Ustedes que piensan, ¿Spawn podría recuperar sus viejas glorias con esta posible película? ¿Se quedará corto? ¿Será como la caricatura?

Esperemos un poco a ver que resulta, su servidor por otro lado como fanático de Spawn que es, esperará con ansias mientras disfruto la versión de 1997.

Comentarios

comments