Por Angel Yago M. de GeekSpaceMx

La Electronic Entertainment Expo, mejor conocida como la E3, la expo más importante de videojuegos en todo el mundo. Desde sus inicios en 1995 nos presentó muchos de los videojuegos más importantes de la historia cómo Smash Meele, Devil May Cry 3, y las consolas de nueva generación unos de manera exitosa y otros de manera terrible.

Sin embargo Sony nos sorprendió cuando en términos fáciles declaró “No habrá conferencia en la E3 y tampoco cerca de esas fechas” dando un golpe muy fuerte a dicho evento pero la pregunta en el aire es… ¿Valdrá la pena ver la E3 sin Sony?

Al pasar de los años la E3 ha cambiado, agregando nuevos exponentes y más días, sin embargo cómo viejo nostálgico muchos se dicen “En mis tiempos la expo era más guays y presentaban más cosas” y vale, es cierto, tanto así que la entrada al público general cada vez es mínima y se centra más en la prensa internacional, además que ya hay más expos como la Tokyo Gameshow, los Nintendo Direct, los Xbox live show, Game Awards, Gamescom y antiguamente aquí en México la EGS –que luego hablaremos de ella– y en cada una de ellas nos sorprenden con lanzamientos y mejoras.

Muchos especulan, teorizan, revisan, imaginan, tienen chaquetas mentales –cómo le quieran llamar– que es cuestión de soberbia por parte de la compañía pues le va bien en sus consolas y lidera –por el momento– la “Guerra de consolas” entonces, prácticamente, Sony no se quiere juntar con la chusma, lo cual –para este escriba– es un tanto ridículo y poco creíble, pero para muchos es la mera verdad cómo el chupacabras. Sin embargo yo comparto otra teoría que creo yo es la más cercana, y es que Sony no tiene nada que mostrar.

Recordemos la conferencia de Sony del año pasado presentó The last of us part 2 –que ya se había presentado el año pasado a ese–, Sekiro Shadows Die por parte de From Software –Price the sun!!!–, Kingdom Hearts 3 –por enésima vez–, Resident Evil 2 –uuuuf aquí no hay broma, solo hype– y puso mucho teatro y dos numero musicales que nos quedamos de WTF, pero seguían más preguntas en el aire cómo donde está el Final VII, lo de la Playstation 5, que más novedades abría, etc.

No es difícil imaginar que Sony no tiene absolutamente nada que ofrecer pues sus 3 cartas fuertes ya fueron anunciadas y presentar más de lo mismo sería contraproducente eso a favor, sin embargo a su contra es que solo tiene eso… no hay más, no quiere presentar más, y eso solo nos deja la pregunta del ¿por qué?

Sea por egocentrismo, falta de material, o cualquiera que fuese la razón, el punto es que no va a ir y eso deja un vacío en la conferencia haciéndola “menos interesante” pues se va un gigante, pero lo anterior dicho no resuelve la pregunta ¿Vale la pena ver el E3 sin Sony? Pues bien yo podría reformular la pregunta ¿Vale la pena ver la Gamescom, la Tokyo Gameshow y las otras sin conferencias sin Sony? Tal vez no me esté dando a entender, lo que quiero decir es que a pesar de que la E3 es la más popular aún hay más conferencias de Third Party anunciando juegos y la mayoría van para las 3 grandes.

Puede ser que quieran aplicar el 2020 la de Nintendo y sus Direct y Tree House y solo poner stands en piso, o aparecer nuevamente. Saber si vale o no la pena depende de cada gamer, por lo pronto yo espero con ansias más anuncios, más juegos, más experiencias porque bueno, eso es lo que importa al fin y al cabo ¿No lo creen?

Comentarios

comments