Scarlett Johansson, nuestra querida Black Widow, quién por fin estrenó su merecida película en solitario, presentó hoy, una demanda en el Tribunal Superior de Los Ángeles contra Disney. ¡Oh no!

Johansson dice que su contrato se rompió cuando ‘la empresa del ratón‘ decidió estrenar la película ‘Black Widow‘ en su servicio Disney+ y en cines de forma simultanea.

La demanda dicta que el acuerdo entre la actriz y Marvel Entertainment garantizaba un estreno en salas de cine exclusivo y que un porcentaje de lo recaudado en taquilla iría directamente a Johansson.

“Disney indujo intencionalmente el incumplimiento del acuerdo por parte de Marvel, sin justificación, para evitar que la Sra. Johansson obtuviera el potencial total de su trato con Marvel”.

Los representantes de “Scar-Jo” buscaron renegociar su contrato después de enterarse de la estrategia de estreno dual para “Black Widow”, pero ni Disney ni Marvel respondieron, según la demanda.

Scarlett Johansson

La cinta recaudo 80 millones de dólares en taquilla de Estados Unidos durante su primer fin de semana y actualmente la película ha conseguido más 319 millones a nivel mundial, pero su ciclo comercial ha frenado en seco.

La decisión de poner la película en Disney+ le costaría a Scarlett Johansson más de 50 millones de dólares, pues de los 60 millones recaudados por el Premium Access de la plataforma, no vería un solo centavo.

Scarlett Johansson VS el streaming

Esta demanda podría marcar un antecedente para la industria del entretenimiento pues cada vez más empresas están dando prioridad a sus servicios de streaming y esta estrategia tiene importantes implicaciones financieras para los actores y productores.

“Este seguramente no será el último caso en el que el talento de Hollywood se enfrente a Disney y deje en claro que, sea lo que sea que la compañía pretenda, tiene la obligación legal de cumplir con sus contratos”
—John Berlinski, abogado de Scarlett Johansson.

En marzo de este año, Disney anunció que Black Widow, así como varias de sus grandes películas de 2021, se estrenaría simultáneamente en Disney+ por un precio adicional y en cines de todo el mundo en respuesta a la pandemia de Covid-19.

Warner Bros, que opera el servicio de transmisión HBO Max, ha seguido una estrategia similar para toda su lista de películas de 2021 y Universal hizo lo mismo con el lanzamiento de “The Boss Baby: Family Business” tanto en cines como en su servicio de transmisión Peacock.

Sin embargo, Warner optó por renegociar muchos de sus contratos de talento que estaban ligados al desempeño de taquilla, pagando más de $200 millones de dólares como parte de los acuerdos modificados.

La segunda muerte de Black Widow

Según The Wallstreet Journal, a Johansson le preocupaba que “Black Widow” pudiera terminar en Disney+ desde antes de la pandemia. En 2019, los representantes de la actriz se acercaron a Marvel en busca de garantizar el estreno exclusivo en cines.

En un correo electrónico de marzo de 2019, incluido en la demanda, el abogado jefe de Marvel, Dave Galluzzi, dijo que el lanzamiento sería de acuerdo con un modelo teatral tradicional.

“Entendemos que si el plan cambia, tendríamos que discutir esto con usted y llegar a un acuerdo. comprensión, ya que el trato se basa en una serie de bonificaciones de taquilla (muy grandes)”.
— Dave Galluzzi, abogado jefe de Marvel

El desempeño en cines de la cinta se desplomó notoriamente para su segunda semana y La Asociación Nacional de Propietarios de Cines de Estados Unidos calificó esto como “decepcionante y anómalo”.

Internamente, a algunos ejecutivos de Disney les preocupaba que un lanzamiento en casa empañara el atractivo general de Marvel, que ha producido las mayores ofertas en Hollywood en los últimos años.

¿Será este el inicio de una revolución en Hollywood? ¿Disney compensará a nuestra querida ScarJo por su contribución a la franquicia más grande en la historia del cine? Déjanos tu opinión en los comentarios.

Comentarios

comments