Artículos Reseñas Series

‘La Casa del Dragón: Driftmark’: Ojos salidos, y narices rotas

Driftmark’ se ha vuelto un episodio lleno de violencia con narices rotas y ojos salidos, aunque por parte de los niños. Aunque antes de empezar a mencionar el nivel de sangre, dragones, incesto, y pleitos familiares que se manejaron, habrá que mencionar la queja que hubo (muy justificada) sobre las escenas de noche en la playa. Por amor a los ‘nuevos dioses’ HBO, ya no hagas más escenas así que nos volvemos a acordar de lo oscuro y malo que fue el episodio de ‘La Larga Noche‘ de la temporada final en GOT.

Ahora el chisme importante: A pesar de que el episodio inicia con un velorio típico de familia rica que se odia, podemos omitir ciertos detalles he ir de lleno a lo que catapultó el episodio, cuando Aemond roba un dragón. Simplemente al montarlo, el dragón Vhagar que pertenecía a la recién difunta Laena, pasa a pertenecer al joven príncipe. Este asunto desencadena un pleito entre primos quienes, a pesar de su corta edad, desata las rencillas que los adultos les enseñaron, concluyendo con Aemond perdiendo un ojo. 

Ante lo ocurrido entre los vástagos, la reina Alicent explota en drama. En la mejor escena, digna de todo clímax de telenovela, tenemos a todas las familias reunidas gritándose sus verdades. Se revela -que ya no es secreto a voces- que los hijos de Rhaenyra son bastardos (aunque la tapadera siga funcionando). Alicent reclama que le saquen un ojo a uno de esos niños como compensación, y al no ver apoyo, toma ella misma una daga cortando a Rhaenyra a vista de todos y quedando como instigadora de odio.

Bueno, pero si Alicent quedó auto-humillada pues ¿ya ganó Rhaenyra, no? Lejos de eso. Otto Hightower que vuelve a ser mano del rey, en privado le dice a su hija, la reina Alicent, que siga en el juego de poder. Evidentemente Aemond perdió un ojo, pero a cambio de un dragón en favor de su familia. Esta unión entre aliados y miembros con sangre Hightower quizá los dejó exhibidos, pero para nada derrotados. Ahora conocidos como ‘los verdes’, sólo esperan muera el rey para ir con todo por el trono.

Rhaenyra por su parte no se ha quedado de brazos cruzados. Aunque su padre el rey aún la defiende y funge como única protección para Rhaenyra y su familia, eso no durará. Antes de todo el drama, Rhaenyra se reúne con un recién viudo tío Daemon y a pesar de los años vuelven a compartirse sus secretos (y ya de paso retomar la pasión incestuosa que se tenían). Eso lleva a que Daemon formule un plan a petición de Rhaenyra de unir fuerzas en defensa contra ‘los verdes’.

Y por último el cierre del episodio es ver el plan súbito de Rhaenyra y Daemon. Las implicaciones de disolver el falso matrimonio que Rhaenyra implica ‘matar’ a su marido Leanor, para después hacer oficial el matrimonio entre ambos. Pero, a pesar de que vemos en pantalla un cadáver calcinado que se presume pertenece a Leanor, hace un ENORME gancho para la trama verlo al final aún vivo y huyendo. La familia que pretendía el rey se mantuviera unida, se ha partido oficialmente a la mitad y listos para matarse.

Solo nos quedan 3 episodios para el final de temporada de esta telenovela de alta producción. Se podría criticar que los elementos que hicieron grande a GOT aquí se tengan sólo aplicados a un micro universo de una sola familia; aún así, ha sabido diferenciarse de su serie antecesora marcando su propio ritmo y gusto, sin cerrarse a volver a cambiar el tono cuando quiera. Los estándares que ha dejado este episodio ya son tan altos que pareciera que sólo buscarán seguir en aumento hasta su cierre.

Comentarios

comments