─Ayer en la televisión vi que si tienes problemas de hígado tienes que comer hígado, si tienes problemas de estomago, tienes que comer estomago, así que, ¡Déjame comer tu páncreas!

Con esta frase, Sakura se trata de acercar a uno de sus compañeros de clase, quien por casualidad descubre su secreto: Le queda poco tiempo de vida debido a una extraña enfermedad en el páncreas. Ella trata de entablar amistad con él debido a que no la trata de manera condescendiente, aunque él no esté interesado en hacer amigos, ya que es un ratón de biblioteca que no se esfuerza por relacionarse con otras personas, no porque no pueda, si no porque simplemente le es más fácil imaginar lo que los demás piensan de él.

Lentamente, Sakura logra sacarlo de su capullo, tratando de cumplir una lista de cosas que tiene que hacer antes de morir, mostrándole diferentes facetas de su vida, logrando que este chico tímido poco a poco se interese en ella, siguiéndola a todas partes. Ambos se acercan más el uno al otro logrando una amistad que ayuda a Sakura a sobrellevar su enfermedad. Pero no todo sale como uno lo planea…

Flores de cerezos en días lluviosos

Konnichiwa! Festival nos vuelve a traer una excelente cinta con un increíble doblaje ─aunque también contará con funciones en su idioma original─ que se estrenará en cines mexicanos con la ayuda de Cinépolis del 31 de mayo al 02 de junio.

I want to eat your pancreas nos trae una animación sencilla pero muy colorida (marca personal de su director Shinichiro Ushijima), llena de momentos entrañables y un diseño increíble que nos hace encariñarnos con cada uno de los personajes.

El soundtrack es melodioso y complementa muchas de las escenas que nos presenta la película con un opening excelente.

Muchas veces se nos dice que no debemos juzgar a un libro por su portada, cosa que I want to eat your pancreas  nos demuestra trayéndonos un título un poco extraño, pero con grandes sorpresas.

Comentarios

comments