Banner La Libreta de Cosas Muy Importantes

El Episodio de Hoy:

Superman Lives_Black Suit_Feat

LA MALDICIÓN DE SUPERMAN (SE NIEGA A MORIR)

Capítulo 2:  …no lo arregles.

La mentada maldición de Superman se asocia generalmente a eventos desafortunados en las vidas de aquellos involucrados en la producción. Principalmente, la lamentable y muy misteriosa muerte de George Reeves, el Superman de la serie de los 50, y el trágico accidente que dejó a Christopher Reeve paralítico en 1995.

Otros infortunios atribuidos a esta maldición incluyen la muerte de Richard Pryor, un colapso nervioso para Margot Kidder, trágicas ocurrencias para la vida familiar de Marlon Brando y, mucho más alarmante, la pésima suerte de Jerry Siegel y Joe Shuster después de vender su personaje a DC Cómics.

Superman Curse

Claro está, no nos referimos a este detalle tan morboso cuando hablamos sobre la dichosa maldición, misma que ha afectado a quienes participaron en las películas terminadas, sino en el igualmente increíble viaje de productores, guionistas, directores y actores en proyectos de “grandes” películas que nunca lo fueron. Además de exentar las producciones televisivas Lois & Clark y, muy especialmente el fenómeno popular que fue Smallville.

El intento de Warner por resucitar el concepto luego de Superman IV tardó 17 años, costó unas cuantas decenas de millones, empleó los talentos de más de cincuenta autores y terminó en numerosos colapsos en relaciones profesionales y pérdida de tiempo.

En un principio, el proyecto iba a ser sencillamente una continuación de la serie principal con una cuarta secuela. Con la rotación de equipo creativo y nuevas propuestas, surgieron varios proyectos que empezaron a mutar en secuelas, precuelas y reboots, para dar fruto a ideas extrañas, inexplicables, peligrosas o, sencillamente, ridículas en torno al personaje, inspiradas muy ligeramente en la historia de La Muerte de Superman, una saga que en ese entonces había dado nueva vida al héroe en los cómics y revolucionó su imagen para los fans.

Death of Superman
No, el título no es simbólico de la presente situación. ¿Qué les hace pensar eso?

Los Salkind habían recobrado los derechos para filmar su nueva secuela, pero rápidamente el concepto se escapó de sus manos y mutó en lo que iba a ser titulado Superman Reborn, que planteaba al héroe titular peleando contra Doomsday y en una relación con Lois Lane; confesaría su amor y moriría para después volver a nacer como hijo de la misma Lois. Los siguientes borradores del guión añadieron al personaje de Braniac, un psiquiatra, un traje mecánico y una disciplina mental para Superman que le hiciera recobrar sus poderes.

Scanners_head_explode_screenshot
“Suena más simple en el guión” dijeron.

El último borrador del guión, entendiblemente, pareció provenir de alguien que no conocía nada sobre los cómics, por lo que el geek ascendido a creador, Kevin Smith, fue considerado para reescribirlo y, a su vez, crear otro nuevo proyecto. El director de Clerks ha hecho de la bizarra experiencia que fue la re-titulada Superman Lives una muy divertida anécdota, digna de una sesión de stand up.

Y, en una de esas bromas que gusta hacernos la retrospectiva, la opción de Kevin Smith para interpretar a Superman fue su gran colaborador, el protagonista de Mallrats y Mi Pareja Equivocada, Ben Affleck.

Ben Affleck
¡Les juro que no es a propósito!

Entre los singulares personajes que sobresalieron durante esta larga comedia de errores llamada sesión de pre-producción, Jon Peters sin duda sería el protagonista. Luego del éxito obtenido con la adaptación de 1989 de Batman, Warner cedió el control de Superman a este ex-estilista de Barbra Streisand, y como todo buen productor haría en su posición, se encargó de ser un dictador imponiendo ideas a la sesión creativa y haciendo lo que viniera en gana en cuanto a los mitos originales.

Y, al ver que lo que salió bien con Batman fue en gran parte gracias al director Tim Burton, el excéntrico realizador fue invitado a participar.

Peters-Burton-Cage
Peters, Burton y Cage. Ninguno puede ser considerado el más normal de los tres.

Con la entrada de Burton al proyecto, también corrieron noticias de que Kal-El sería interpretado por Nicolas Cage (en contraste con la opción predilecta de Peters, Sean Penn), además de Jim Carrey o Tim Allen como Braniac, Courtney Cox como Lois y Chris Rock como Jimmy Olsen, todos ellos primeras opciones en la mente de cualquier aficionado de Superman que también le guste bañarse con una fibra metálica y tenga que encender y apagar el interruptor de la luz 54 veces para callar las voces en su cabeza.

El argumento original de Smith (forzado por Jon Peters) impedía que Superman volara, con un atuendo totalmente diferente, e incluía a Braniac peleando contra osos polares, un R2-D2 gay, una araña gigante y un disco en el espacio que eclipsaría la luz del Sol hacia la Tierra, conceptos que Tim Burton y su nuevo guionista, Wesley Strick, consideraron demasiado ridículos. En su lugar, éstos últimos concibieron que Lex Luthor y Braniac se fusionaran en un ente llamado Lexiac contra Superman y que éste sería resucitado por “K”, el espíritu de Krypton. Vaya que Warner sabe cómo elegir a sus creativos.

Superman Lives_Black Suite
No el Superman que quieren, ni el que se merecen, sino el que necesitan.

Naturalmente, el borrador más reciente resultó bastante difícil y caro de filmar, por lo que el estudio encomendó algo más factible en un tratamiento por Dan Gilroy, pero el daño ya estaba hecho.

El proyecto se colapsó con Warner habiendo gastado millones de dólares sin haber filmado ni diseñado absolutamente nada. Tim Burton y Nicolas Cage abandonaron la  producción y varios directores y escritores salieron del proyecto sin haber siquiera entrado.

Un fan y aspirante a guionista, Alex Ford, presentó un guión propio, más respetuoso a los cómics y que llevaría a la producción de siete películas, intentando ayudar a la causa. Sin embargo, los ejecutivos de Warner se rieron con él mientras lo acompañaban a la salida de sus oficinas.

Después de esto, el lector pensará que llegó Superman Regresa, pero, oh, cómo quisiéramos que así hubiera sido.

Para sorpresa de los menos letrados, la idea de Batman vs. Superman ya había sido considerada y desarrollada anteriormente, y para mayor sorpresa para los que sigan de cerca esta crónica, Jon Peters seguía involucrado.

La historia planeada por Andrew Kevin Walker, (reconocido por el guión de Seven), y reescrita por Akiva Goldsman (cuyos éxitos como autor de Una Mente Brillante Soy Leyenda son contrarrestados por sus argumentos para El Código Da Vinci y esa película con la bati-tarjeta de crédito), presentaría a Superman divorciado de Lois Lane, y a Batman como un héroe solitario, con Robin, el comisionado Gordon y Alfred muertos. Un plan maestro entre el Guasón y Lex Luthor haría que ambos héroes terminaran enfrentándose para vencerlos. El proyecto, que sería dirigido por Wolfgang Petersen, no llevó a mucho, excepto por la subsecuente consideración de Christian Bale para Batman y a un cameo del poster en Soy Leyenda.

Legend_Batman vs. Superman
Nunca se especificó si sería en la misma continuidad que Batman & Robin.

La pre-producción de este concepto fue relativamente simultánea y también eclipsada por el concepto de reboot de J.J. Abrams titulado en ese entonces Superman: Flyby, que considerando todo, sonaba como el más prometedor y sensato de todos los proyectos.

La historia sería un origen relativamente similar para Superman, aún proveniente de Krypton, pero con una guerra civil ocurriendo en el planeta; Jor-El aún vivo pero exiliado, y su hijo en la Tierra luchando contra Lex Luthor y una invasión de soldados kryptonianos. En este concepto, por cierto, Superman resucitaría, porque al parecer el personaje de DC es lo más cercano que tienen los geeks ateos a Jesús.

Superman_Jesus
La “S” también es por Simbolismo y Sutileza.

Brett Ratner había estado comprometido de lleno como director, y muchas opciones para protagonizar como Superman fueron consideradas, como es ya la tradición. Entre las posibilidades, intenten imaginar a Ashton Kutcher, Brendan Fraser, Paul Walker o a David Boreanaz en un leotardo azul con calzones rojos de fuera.

A consecuencia de esto y por violentos desacuerdos con Jon Peters, Ratner dejó el proyecto, no habiendo pensado en que tal vez Peters era el verdadero problema. No obstante, McG había sido descartado y vuelto a considerar para dirigir el proyecto y, no quedándose atrás, también se retiró debido a complicaciones con la elección de locaciones para filmar en Sydney, Australia, que aunque afirmaba que era porque quería filmar a un ícono americano en su propio continente, después admitió que fue por su miedo a volar en aviones.

McG
Y nosotros pensábamos que este hombre había nacido para dirigir a Superman.

Ante todo este caos de rotación de directores y equipo, J.J. Abrams creyó tener el derecho para dirigir su propio guión, pero, mala suerte, Warner acudió a Bryan Singer, y Flyby pasó a la historia.

Podría uno alegrarse en que Bryan Singer lograra terminar la racha de proyectos fallidos al finalmente completar una película de Superman después de 17 años, pero la maldición pareció hacer de las suyas otra vez.

Continuará…

Comentarios

comments