A tan solo un par de horas de emitido el primer episodio de Loki, la nueva y más reciente serie del MCU en Disney+, internet se ha llenado de observaciones, teorías y preguntas como… ¿Quién es DB Cooper?

Si no has visto el estreno de esta serie la siguiente información podría catalogarse como spoiler, pero en caso de que no lo hayas visto, es difícil que te estés haciendo esta pregunta. Sea como sea, quedas advertido.

ALERTA DE SPOILER

Al rededor del minuto 25 de éste primer capitulo, mientras el agente Mobius interroga a Loki y le muestra selectos pasajes de su vida, nos topamos con uno de los mejores chistes/referencias en todo el MCU.

En la escena de unos escasos 2 minutos y medio vemos a Loki involucrado en el secuestro de un avión… Solo que no es un avión cualquiera.

El misterio de DB Cooper

La curiosa secuencia recrea con exactitud uno de los crímenes misteriosos más famosos de Estados Unidos, específicamente al único caso de secuestro de avión que el FBI nunca pudo resolver; el caso de D.B. Cooper.

El miércoles 24 de noviembre de 1971, un hombre que viajaba bajo la identidad de “Dan Cooper” abordó un Boeing 727-100 en el vuelo 305 de Northwest Orient Airlines que partía de Portland a Seattle.
Descrito como un hombre de mediana edad de entre 1,78 y 1,83 m que vestía una gabardina negra, mocasines, traje oscuro, camisa blanca, corbata negra, gafas de sol oscuras y un alfiler de corbata hecho de madreperla.
Se sentó en la parte trasera del avión en el asiento 18C y después de que la nave despegara, le entregó una nota a la sobrecargo Florence Schaffner quién pensó que se trataba de su número de teléfono, sin embargo, Cooper le dijo: «Señorita, mejor lea lo que hay en esa nota. Tengo una bomba».

A pesar de varias décadas de investigación, nunca se pudo comprobar la identidad de D.B. Cooper, lo que explica a la perfección a reacción del agente Mobius al mostrar esta escena a Loki.

DB Cooper

A simple vista, la relevancia de esta referencia en la serie de Loki no aporta mucho a la trama, pero haciendo un análisis un poco más generoso, amplia la reputación de Loki como “Dios de las bromas”, haciéndolo responsable de uno de los más grandes misterios y broma pesada al FBI en la historia de los Estados Unidos.

Comentarios

comments