MR MIKE MAYA |

Ya estamos en la mitad de la temporada primaveral y estoy seguro que muchos están muriendo por ver el final de su serie favorita; mientras esperan el emocionante desenlace, les traigo la recomendación de una serie ligera para pasar el rato. Sin más tiempo que perder, vamos con Noragami.

Sinopsis

Yatogami es un dios menor que busca ser la deidad más grande de todo Japón, tener su propio templo y sus groupies… quiero decir, creyentes; Yato intenta ayudar a todos y acepta cualquier tipo de trabajo. Un día mientras busca a un gato, es salvado de ser atropellado por Hiyori, una estudiante aficionada a la lucha libre y con un gran sentido de solidaridad; sin embargo por relacionarse con Yato, Hiyori puede entrar al mundo de los espíritus con el inconveniente de no poder controlar esta habilidad, dejando tirado su cuerpo sin desearlo. Hiyori no quiere esta extraña proyección astral y seguirá a Yato hasta que él cumpla su plegaria.

La premisa es bastante simple, no los dejara al borde del asiento en cada uno de los capítulos, pero esta característica la hace buena. Es bastante agradable ver una serie que no cuenta con una historia profunda, deja un gran sabor de boca. El secreto de la fórmula es mostrar historias pequeñas que parecen no tener sentido alguno, sin embargo en cada una de ellas les muestran un dilema moral con el cual seguramente se identificarán.

Yatogami

El diseño de personajes es bastante estético, cada uno de ellos es único y no se ven estereotipados frente a las series actuales; un punto que me encantó es el desarrollo del personaje, quiero decir, Yato es un dios relajado pero igual nos muestran sus preocupaciones, su historia, su evolución. Esto no aplica solo para Yato, todos los personajes relevantes tienen una historia que los hace más humanos, esto es un punto ganador de la serie.

La animación fue responsabilidad de estudio BONES (para quienes no lo ubiquen, algunos de sus trabajos son Fullmetal Alchemist y Soul Eater), su diseño simple es agradable y fluido con muchos colores, en toda la serie la animación es buena, acorde a la situación, pero fallan al animar las peleas ya que no destacan tanto como otras series del mismo estudio.

La música es otro aspecto débil de la serie, durante los episodios tendrán que ver escenas sin ningún acompañamiento para los diálogos, Noragami hace un mínimo esfuerzo por ofrecer canciones que sazonen la animación. Sin embargo, tanto el tema de apertura como el de cierre son memorables; el primero de ellos es rock rápido que hace una dupla excelente a la historia; por su parte el tema de cierre es conmovedor.

3.- Noragami

Yo sé que he sido indulgente con las series y exijo calidad, pero lo que nos ofrece Noragami es una historia simple y entretenida; no es algo que tenga que ponerlos a pensar, solo intenten disfrutarla. Existen ocasiones en que hace bien abandonar las historias complicadas para ver algo que sea sencillo y agradable.

Calificación final: 8.5

Comentarios

comments