Orphan: First Kill ya se estrenó en cines amiguitos, esta precuela nos cuenta a mayor profundidad cómo Esther (Isabelle Fuhrman) se escapó de Estonia y llegó a Estados Unidos y cómo comenzó sus maquiavélicos asesinatos en este lado del charco.
Ciertamente es una premisa bastante interesante después de lo sorprendente que fue la primera cinta del 2009 -pese a que la crítica especializada no le dio tanto amor como el público- y la verdad con todo lo que se reveló en aquella cinta pues a uno lo dejan con el bichito de “Worales, ¿cómo le hizo con la primera familia con quien se quedó?” y luego de verla pues… prácticamente todos dijimos lo que Síndrome de Los Increíbles.

Pero bueno, antes de continuar déjenme les cuento la trama de esta secuela… o bueno mejor les dejo la escena de la película original, ya que está más chida la revelación y luego nos vamos a la bonita sección de Lo Malo y Lo Bueno. Eso si, antes de proseguir, si eres alguien que no ha visto Orphan y por alguna razón te dio curiosidad leer esta nota, te recomiendo ver la cinta porque lo siguiente contiene spoilers. (Aunque bueno, la cinta salió hace 13 años así que probablemente ya todos la vieron o por lo menos la ubican).

Orphan: First Kill (contada por los personajes de la primera peli)

Lo Malo

Orphan: First Kill- Lo mismo pero más pior

El 90% de la pelicula es exactamente lo mismo que Orphan:

Una niña que en realidad no es niña se hace pasar por una escuincla y es “adoptada” por una familia, alguien de la familia sospecha que Esther no es lo que parece y pues al final los mata a todos.
Esto ciertamente es un problema pero el Señor problema de esta cinta es en realidad la edad de Isabelle Fuhrman. Verán, Isa cuando interpretó a Esther, tenía 12 años lo que hacía más terrorífica la primera cinta, ahora con 25 añotes está más crecidita y pues… esta precuela se supone sucede 2 años antes de Orphan… ‘nuff said.

Orphan: First Kill llegas tarde, tienes 5 décimas menos

13 años es demasiado tiempo para hacer una precuela con una actriz que hizo el papel siendo menor de edad, y aunque a ratos te puedes creer que Esther sí es una mujer que parece una niña de 10 años pero la magia se va  derechito a la ch&%$#%& cuando comparte escenas con los padres adoptivos porque es más que obvio que no es una niña y hasta se nota más con la doble de cuerpo de Esther que aparece solamente cuando la cámara graba la espalda del personaje.
Vamos, hasta los padres adoptivos (Julia Stiles y Rossif Sutherland) tuvieron que usar un taconazo para que mi comadre la Isa se viera chiquita.

Orphan: First Kill
Buena idea, mala ejecución

Lo Bueno

Esther regresa con más maldad en Orphan: First Kill

Mi comadre Isabelle Fuhrman regresó con todo para esta precuela, pese a que es evidente que ya no es la misma chiquilla que vimos en Orphan, su actuación es sumamente buena y de lo más disfrutable de esta cinta ya que en ocasiones -especialmente en sus escenas en solitario- sí parece genuinamente una niña pequeña.

Ese giro de tuerca… sin palabras

Algo que sería un pecado no mencionar y que hace destacar a Orphan: First Kill es algo fundamental en la trama y lo que hace que la familia descubra que Esther no es una niña. Ese giro es lo más tétrico e impresionante de toda la cinta y lo que la cambia por completo, pues llega un breve momento en el que hasta llegamos a ver a Esther con empatía.

Orphan: First Kill

Orphan: First Kill

Rating: 2.5 out of 5.

Amiguitos Orphan: First Kill es una precuela que no supo aprovechar bien su potencial y tuvo chance de haber estado entre las mejores precuelas de lo que va este 2022.
El problema más grande de esta cinta es traer de vuelta a una actriz adulta a interpretar un papel que hizo cuando era una niña. OJO, no porque Isabelle Fuhrman lo haya hecho mal, al contrario, su interpretación fue muy buena y lo más disfrutable de esta cinta, la cosa es que ni con esa actuación uno se puede creer que está viendo a una niña, porque es demasiado evidente que no es así; aquí hubiera estado perfectamente justificado un ligero uso de CGI para rejuvenecerla ligeramente. 
Hubo un punto en el que -en serio, sin exagerar- esto parecía un episodio de El Chavo del 8 pero con un presupuesto de millones de dólares y cero comedia porque insisto: es demasiado evidente que no es una niña.
La única razón por la que recomendaría esta cinta es por 2 cosas: el giro de tuerca es genuinamente bueno e inesperado, y porque las actuaciones son buenas.
Se trabaja con lo que se tiene amiguitos.

Comentarios

comments