Shingeki no Kyojin ha sido uno de los animes más populares de esta época, ya que cuando comenzó su emisión obtuvo muchos seguidores, y hace unas semanas uno de sus episodios fue valorado con una calificación casi perfecta, por encima de Game of Thrones y Breaking Bad, por lo que desató polémica entre los que la aman y los que la odian.

Todo este alboroto ha sido por el puntaje que le dio IMDb al episodio número 54, el cual está basado en los tomos del manga 80, 81 y 82. Este episodio llamado Hero” ─Héroe, pues─ (al igual que el tomo 81) es donde comenzamos a analizar porqué fue valorado de esa manera.

Si comenzamos a revisar, realmente no es que haya estado lleno de trama, ya que el episodio es algo corto como todos los que están en emisión semanal. Su máxima duración es de 24 minutos, es lógico que no podemos exigir que tenga un guion perfecto.

Lo que hizo al episodio grandioso ─al menos para nosotros─ es que la animación estuvo impecable, pero antes de entrar a fondo en esto les diremos de qué va el episodio.

¡ALERTA DE SPOILER!

En este punto ustedes ya saben que la rebelión del grupo de exploración ha empezado, todo por tratar de saber qué es lo que les ocultan a los habitantes en las murallas, ya que muy poco se sabe del origen de los titanes y porqué existe ese régimen gubernamental.

El grupo de exploración se encuentra ya en el punto en que sabe que ciertos infiltrados pueden convertirse en titanes a voluntad y no en cualquiera sino en aquellos que más amenazan las murallas y sus interiores, por lo tanto, deciden buscarlos para capturarlos y obtener más información a través de ellos, pero principalmente llegar al origen de todo ─que dicen podría estar en el sótano del papá de Eren─.

Ahora vamos al punto clave: las batallas de este capítulo. Porque si algo le aplaudieron a este episodio fue la acción; y es que si analizan los capítulos anteriores son como acercamientos a ciertos personajes importantes para llegar a este punto.

Lo primero que te lleva a lo que será la trama es el título del episodio: Hero“, que te lleva a pensar que habrá algún sacrificio o alguien tan increíble que se llevará los honores en esta parte del anime. Sobre todo si van al día con el manga, se esperaba ver cómo quedarían animados estos tres tomos, porque primero toman tu corazón y lo ablandan con la conversación entre Levi y Erwin, donde el primero le pide que sacrifique su vida y su sueño, que lleve a sus hombres a la muerte para que la siguiente generación destruya el sistema y logre un lugar mejor.

Ya cuando tienen tu corazón en la mano, comienzan a estrujarlo lentamente y luego con fuerza cuando ves cómo Levi se levanta en los más alto (como en todas sus batallas) pero esta sin duda siendo la más grandiosamente épica, porque desde que ves cómo van corriendo los jinetes hacia su perdición ya sabes que Levi “le va a partir su mandarina en gajos”, pero todo es tan rápido que solo lo ves girar entre las extremidades del Titán Bestia y notas como la sangre brota de los cortes que, como buen carnicero, le hace a todo el cuerpo hasta dejarlo ciego para dar la estocada final y meter su arma en la boca de Zeke. Lo lamentable es que escapa, pero esta solo es la primera parte del episodio.

Después que sientes tu corazón a mil por hora de la intensidad, llegamos al otro lado de la batalla. Ahí están Mikasa, Eren, Hange, Armin, Connie y compañía. Ellos llevarán a cabo cada uno su misión de derrotar tanto al Titán Acorazado como al Colosal.

Esta batalla es grandiosa también ─a un grado menor que la de Levi─ pero obtiene puntos extra por el trabajo en equipo, y es que de un lado vencerán a Reiner con el arma que diseñó Hange la cual es básicamente un proyectil explosivo al que llaman “lanza”, cuya explosión es tan destructiva que logra romper la coraza de Reiner. Es magnífico ver cómo Hange llega de último momento para ayudar a Mikasa y así ella dar el golpe final ─como sabemos, ella es uno de los personajes con más fandom y ahora terminaron amándola mil veces más─.

Mientras se lleva a cabo esto, del otro lado vemos a Eren y a Armin, quien ha resultado ser un gran estratega con capacidad de análisis antes de emplear cada plan. Él se convertirá en nuestro último héroe del episodio, y es que su plan es sacrificarse para darle tiempo a Eren de cortar la nuca del Titán Colosal y poder capturarlo. Aquí es donde la historia comienza a destruir tu corazón ya lastimado y emocionado después de los hechos anteriores, porque Armin comienza a decir que quiere conocer el mar y que por eso no morirá. Entonces se lanza hacia el Titán Colosal, pero este empieza a vaporizar para deshacerse de Armin, sin saber que descubrió que usar esa técnica desgasta su musculatura y no sus huesos, poniéndolo más débil ante cualquier arma. Además, no se percata que Eren logra engañarlo y aparece por detrás para eliminarlo.

El final no enloqueció a todos, pero los puso tristes ya que Eren corre triunfante después del difícil duelo para ver a su amigo y decirle que, a pesar que decía no ser valiente, él en ese momento se había convertido en el más valiente del grupo y se lo repite mientras yace tendido en la muralla con todo su cuerpo quemado.

Realmente la manera en que se desenvuelve esta parte del anime es genial porque es un vaivén de emociones que van desde la emotividad del compañerismo, pasando por la acción y emoción del triunfo, hasta llegar a la nostalgia y tristeza, y todo esto acompañado de la gran animación que llevó a ver en movimiento cada escena del manga ─que si no fue exactamente igual solo faltaron un par de detalles─, pero prácticamente se vio como cuando lo imaginamos al momento de leerlo, y para nada se vio como las polémicas peleas en Dragon Ball Super al estilo paint.

Sí… te estoy hablando a ti.

 

No podemos decir que es lo más épico del “mundo mundial”, pero el hecho de haber esperado tanto para ver esta parte del manga animada es lo que le dió mas rating al capítulo, porque bien pudieron haber arruinado esta parte haciendo un mal trabajo o censurándolo, pero realmente agradecemos el habernos regalado tan singular adaptación.

Comentarios

comments