La semana pasada ocurrió uno de los eventos que muchos de los que estamos enterados de la industria del videojuegos ya nos estábamos oliendo, pero no sabíamos que sería tan pronto. Los dos más grandes de la industria, Sony y Microsoft, hicieron un convenio para mejorar la nube, lo cual dejó a propios y extraños con una grata sorpresa.

Como todos sabemos, Stadia, la nube de videojuegos en forma de streaming que está desarrollando Google, está espantando a las grandes compañías, pues sabemos que esta empresa siempre ha querido incursionar en casi cualquier ámbito que tenga que ver con tecnología, algunas veces con éxito cómo el navegador Chrome, apps, y complementos de programación, así como algunos fracasos como Google+.

Como resumen rápido, Stadia es un proyecto de Google en el cual quiere brindar servicio de videojuego vía streaming – algo así como Netflix pero con videojuegos – en donde no necesitarás un monstruo de computadora para correr juegos en buena calidad, solo una sólida y muy potente calidad de Internet, ya que puede tener soporte en 4K. Ahora bien, ¿por qué tiene que preocupar esto a las grandes compañías? La razón es porque a simple vista parece ser el futuro de los videojuegos y las consolas. Prueba de esto es el Xbox One SAD -realmente es el Xbox One S All-Digital pero pues el chiste se cuenta solo-, el cual no cuenta con lector de discos y se enfoca en juegos digitales.

Ahora bien, ¿realmente es contra Stadia o tienen otra cosa en mente? En un comunicado presentado por ambas partes:

“Esta alianza es para mejorar los sistemas de la nube y la inteligencia artificial, al igual que en sensores de imagen y hardware.”

Esto le conviene a ambos bandos, pues Microsoft es la compañía con la segunda nube más grande del mundo, y Sony es especial en el desarrollo de hardware. Ambos destacan la posibilidad de poder jugar a distancia, también haciendo alusión a que Google y Amazon ya están trabajando en sus plataformas de streaming.

¿Qué podemos esperar? Realmente un gran avance, la nueva generación de consolas está a menos de 2 años de espera y esta alianza puede que traiga un cambio generacional, si bien no en el ámbito de gráficas más impresionantes, tal vez lo hagan en el ámbito tecnológico digital y de experiencia de juego. Solo nos queda esperar, y pensando que en 3 semanas se celebrará la E3 no sabemos qué sorpresa nos tenga preparada Microsoft.

Comentarios

comments