¿Cansado de los juegos 3D? ¿Ya te hartaste de que todo sea mundo abierto? ¿Quieres revivir las glorias de los juegos de tu juventud? Steel Assault es la opción perfecta para volver a la década de los 90 con una historia post-apocalíptica de 16 bits y un buen reto de dificultad.

En Steel Assault te convertirás en Taro Takahashi un cybersoldado con la misión de investigar sobre el dictador que ha hecho cenizas tu nación y a tu familia. Aquí te contaremos los aspectos más chidos y no tan chidos del juego.

LO CHIDO DE STEEL ASSAULT

Dentro de los aspectos más chidos de Steel Assault destaca la dinámica del juego, pues no sólo es un clásico juego de plataformas, sino que incluye la novedad de una tirolesa que puedes disparar en las 8 direcciones del joystick.

Tendrás que aprender a usar diestramente la tirolesa para superar algunos niveles, y más aún si quieres pasar el juego en modo difícil.

Las referencias inmediatas de Steel Assault nos recuerdan a Castlevania, Metal Slug, Super Mario Bros, Prince of Persia y muchos otros que vas a querer jugar después de terminar la historia de Taro.

Además, la dinámica de desplazamiento es muy fluida tanto horizontal como verticalmente, sumando movimientos muy atractivos al igual que los enemigos.

Sin duda el diseño de personajes con la estética Pixel-art, la paleta de colores brillantes y el arte del background, es muy superior a cualquiera de los títulos referidos.

Mientras que el estilo de combate es muy similar al de Belmont de Castelvania, ya que tendrás un látigo que aunque es de corto alcance, puede mejorar con la subarma eléctrica.

Además, tendrás habilidades de esquiva como el deslizamiento y la anulación de proyectiles (excepto los fulminantes) que serán indispensables para ciertos niveles, y aún más si buscas alcanzar la perfección del nivel.

Otro gran acierto en la opera prima de Zenovia Interactive, es la música, ya que el soundtrack resulta ser una gran ambientación para recorrer las calles de New York destruidas y derrotar a grandes enemigos.

LO NO TAN CHIDO

Sin duda el aspecto que más deja a desear es la historia, pues resulta muy corta y apresurada, por lo que el desarrollo de personajes no está a la altura del precioso diseño de arte.

Otro aspecto que pudo mejorar la experiencia del jugador es el repertorio de subarmas, ya que resulta muy limitado (no como el de Metal Slug), aunque tiene la posibilidad de durar mucho si continuas el combate cercano, ya que dando golpes cuerpo a cuerpo recuperas la durabilidad del arma eléctrica y el escudo.

Con algo de práctica, podrás acabarlo en menos de 30 minutos, quizás para algunos esto sea malo, pero para quienes se toman los desafíos muy personales, podría volverse ciertamente adictivo hasta conocer a la perfección los ataques de cada jefe de nivel.

Steel Assault

En cuanto a su precio, como casi todo en Nintendo Switch, resulta elevado y quizás dudarás de su valor, pero su portabilidad lo compensa al 100 por ciento; mientras que su versión en PC la podrás encontrar un poco más barata, pero quizá su atractivo sea un poco menor.

Prácticamente el videojuego podría funcionar en la computadora más empolvada, sólo requieres 300 MB de memoria en PC y un poco menos en Switch.

CONCLUSIÓN

Rating: 3 out of 5.

Si bien Steel Assault es un juego medio chido, que te hará olvidarte de las supergráficas y recordarás los viejos tiempos por poco tiempo debido a su historia corta, y aunque sí es difícil, podrás dominarlo si te clavas un par de semanas con el juego.

Si no eres de los que les gusta invertir mucho dinero en juegos indie, te recomendamos esperar a un descuento que tarde o temprano llegará para que aprecies este gran Pixel-art.

Por último, y como curiosidad del videojuego, Steel Assault nació como un Kickstarter, obteniendo 406 patrocinadores que contribuyeron con $8,706 dólares para su desarrollo. Si quieres enterarte de los proyectos Kickstarter más recientes que involucran a Nintendo pulsa aquí.

Comentarios

comments