MetalWarrior

Hace poco, Televisa compró los derechos de publicación de DC Comics en México. Una de sus estrategias de ventas ha sido publicar un compendio cada 2 o 3 meses, siendo el último el de Flashpoint, lanzado al mercado escasos días atrás.

Flashpoint es una historia escrita por Geoff Johns (les juró que esto no tiene nada que ver con Green Lantern, en serio) con Andy Kubert en los trazos. Esta historia es entretenida y tiene buena dosis de intriga, aparte de que el arte es muy bueno.

El protagonista de esta historia es Barry Allen —The Flash— y la historia comienza con Barry despertando en un mundo extraño, donde todo lo que conocía ha cambiado drásticamente para mal, de tal forma que una guerra de épicas proporciones amenaza con destruir el mundo y los superhumanos son de poca o nula ayuda; de hecho, esta guerra es entre superhumanos.

Ahora bien, parece ser que Barry es la única persona que sabe que el mundo está mal; entonces, sin pensarlo dos veces, corre para averiguar qué ha sucedido e intentar revertirlo. Pero Barry se tropieza y cae por las escaleras porque no tiene poderes.

Surprise BIT**!

Conforme Allen vaga por la ciudad (porque no le queda de otra) averigua que todo su mundo —si es que es su mundo— es un caos, personas que considera amigos luchan entre sí, personas muertas de repente ya no lo están y varios superhéroes nunca han existido.

Pero aún le queda una esperanza al ex-velocista escarlata. Batman sigue siendo el Caballero Oscuro de Gotham y se supone que él y Barry son amigos, y aunque no fuera así, Barry puede confiar en Batman, ¿no?

Así comienza esta historia de Johns, con el mundo en graves problemas y con una persona sin poderes para salvarlo. La historia en mi opinión estuvo un poco corta, ya que solo abarca 5 cómics y posiblemente daba para más. No obstante, el hecho de ser tan corta la beneficia porque el ritmo de la misma es trepidante y con cada página hay una nueva sorpresa —momentos WTF?! a cada rato— después de todo, el mundo entero ha cambiado en un flash.

Sobre el arte, Andy Kubert ha hecho un excelente trabajo, ya que sus dibujos son bien definidos y sobre todo, los personajes son expresivos, nada de tener la misma cara en todo el cómic para diferentes estados de ánimo.

Un punto a destacar sobre este cómic es que fue el medio para realizar el reboot de DC e introducir el New 52; marca un antes y un después en el universo DC. Si no te enteraste por qué la vida de algunos de tus personajes favoritos cambió radicalmente o se les dio un origen completamente nuevo, entonces te recomiendo que leas esta historia.

Lo malo de este relato es que abarca demasiados aspectos del nuevo mundo al que Barry ha despertado y solo se enfoca en la cruzada de Allen. Tantos cambios merecían ser explorados —para ver como se llegó a eso— y de hecho si son examinados pero no en la historia de Flashpoint. Cuando se publicó Flashpoint en E.U., también se publicaron alrededor de 16 tie-ins que explicaban que había pasado con el mundo, como por ejemplo: Spoiler «qué pasó con Kal-El cuando se estrelló en Metrópolis, por qué la Atlántida hundió media Europa, quién es Citizen Cold, por qué las amazonas establecieron una Nueva Themyscira, qué fue de Abin Sur y muchas cosas más.» Unos tie-ins valen la pena y otros no, pero desafortunadamente Televisa no tiene planes para publicarlos en este momento.

Tie-ins de Flashpoint.

Sobre este compendio de Televisa… no está mal, de hecho quedó mucho mejor que el de Blackest Night: está mejor organizado, al principio de cada cómic está la portada del mismo y al final se incluyó una galería con las portadas variantes y unos sketches de Andy Kubert. Lo único que no me convence (y tal vez nunca me convencerá) fue la traducción, que no es tan exacta como debería. De cualquier forma, les insto a que lean esta historia, ya sea que la compren en español o la puedan/quieran conseguir en inglés.

Metal Warrior

Comentarios

comments

COMPARTIR
Artículo anteriorPromo: “Entra a El Vortex”
Artículo siguienteReseña: Argo
Ingeniero industrial egresado del Instituto Politécnico Nacional que por azares del destino acabó escribiendo y colaborando para "El Vortex" así como para "Lux Tenebris". Gusta de los cómics, el anime, la televisión, el cine, la música —más que nada el metal— y, sobre todo, de los libros. Sus géneros favoritos son suspenso, terror, ciencia ficción y un poco la acción; pero, para él, la fantasía supera a todos los anteriores.