J.R.R. Tolkien celebró hace algunos días el 128 aniversario de su nacimiento. El profesor John Ronald Reuel Tolkien es famoso por ser autor de la saga de libros del “Señor de los Anillos”, “El Hobbit”, “El Silmarilion” y muchos otros relatos más.

En esta ocasión de fiesta por el nacimiento de este gran escritor, poeta, filólogo, lingüística y profesor de la universidad de Oxford; te traemos un top 10 con curiosidades fabulosas sobre su vida que probablemente no sabías.

Para esta lista no tendremos un orden específico, pero si tendremos en cuenta diversos aspectos de su vida personal como su obra, su formación y legado en la literatura moderna.

10. A Tolkien le encantaba ir de fiesta y hacer círculos de lectura

Según los relatos tanto de sus familiares y amigos cercanos, J.R.R. Tolkien era una persona alegre, jovial y bromista natural al cual le encantaba salir de fiesta, convivir, recitar poemas épicos, compartir sus conocimientos con otros, incluso algunos aseguran que aprovechaba estas reuniones para dar a conocer algunos de sus relatos o ideas para sus textos.

9. Formó parte de los Inklings

J.R.R. Tolkien

Entre las décadas de 1930 y 1960 el profesor Tolkien creó en conjunto con su colega y amigo, C. S. Lewis (autor de las “Crónicas de Narnia”); el club literario conocido como los “Inklings” o los “Indicios” traducido al español. En el cual también estaban los escritores Charles Williams (autor de “The Place of the Lion”) y Owen Barfield (autor de “The Silver Trumpet”).

Y usualmente se reunían en un pub de Oxford, para hablar de literatura y de filosofía y leían fragmentos de obras en curso. Fue allí donde tanto Lewis como Tolkien hicieron sus primeras lecturas de sus famosas obras como Narnia y el Señor de los Anillos. Curiosamente estas reuniones casi siempre empezaban con la frase de otro famoso “Inkling”, Hugo Dyson, quien decía “¡Oh no, no otro maldito elfo!”.

8. Su amigo y rival: C.S. Lewis

J.R.R. Tolkien

No es ya para nada ningún secreto que el escritor de las Crónicas de Narnia y Tolkien era muy buenos amigos y si bien compartían, muchas horas discutían sobre sus respectivos personajes para darse nuevas ideas e ir moldeando juntos sus obras más famosas.

Sin embargo, no todo fue miel sobre hojuelas pues al creador de la Tierra Media le molestaba e incluso le reclamaba a Lewis que usaba en exceso alegorías y metáforas sobre pasajes bíblicos para explicar ciertos hechos en la tierra de Narnia. Por su parte, el papá del león Aslan, también le recriminaba mucho a Tolkien que casi siempre muchas de sus ideas giraban en torno a los elfos, ésto aunado a las constantes quejas de Hugo Dyson, que provocaron que el autor del “Hobbit” solo leyera sus textos con Lewis a solas y nadie más.

7. Era un cafre al volante

Una de las cosas más peculiares en la vida de J.R.R. Tolkien era su total disgusto para viajar en automóvil al grado de que no compro uno hasta 1930, pues toda su vida usó su confiable bicicleta para ir a todos lados. Esto terminó demostrándose cuando chocó su coche en una pared al ir conduciendo en Londres, sus amigos cercanos incluso dicen que le gustaba manejar dando giros bruscos mientras decía “¡Cárgatelos y se dispersan!”, algo así como la clásica frase de “Golpe avisa o si te atropello no es mi culpa” que usamos acá en México.

Esta experiencia fue lo que más tarde inspiraría al profesor a escribir su cuento “Mr Bliss” en el cual relata sus aventuras en carro manejando en Inglaterra, incluyendo su accidente con la pared y cuando robó un autobús para llevar a pasear a sus amigos en la secundaria.

6. Es uno de los autores fantásticos más leídos

Las obras de Tolkien difícilmente tienen comparación con otros trabajos debido a la influencia que éstos han tenido en todo el mundo, pues desde la publicación de El Señor de los Anillos, sus textos han sido traducidos a 40 idiomas diferentes, ha vendido millones de ejemplares alrededor del mundo y han influenciado a cientos de autores para inspirar sagas como Star Wars, Game of Thrones y Harry Potter.

Por lo cual no es de extrañar que, en las listas de los libros más vendidos de Amazon, mínimo siempre hay un libro de Tolkien que se está vendiendo y distribuyendo constantemente en el mundo.

5. Peleó en la Primera Guerra Mundial

J.R.R. Tolkien

Hace 102 años el mundo se sacudió por la terrible y estruendosa “Gran Guerra” que se supondría acabaría con todos los conflictos del mundo. Y fue allí en las lodosas trincheras de dicha guerra donde Tolkien comenzó a escribir sus cuentos y relatos sobre la Tierra Media, siendo el cuento de “La Caída de Gondolin” el primero de ellos.

Estos hechos influyeron notablemente en sus textos al grado de que muchos analistas aseguran que la “Guerra del Anillo” es una analogía de la Primera y Segunda Guerra Mundial, así como una crítica hacia la tecnología y la perdida de la naturaleza.

4. Beren y Luthien

Mientras Tolkien estaba en la Primera Guerra Mundial, añoraba estar con su esposa Edith. Por ello escribió el cuento de Beren y Luthien, inspirándose en una caminata que tuvo con su mujer en un campo de flores, después de la guerra.

Dicha escena fue la pieza central del relato de amor entre una semidiosa de raza élfica y un mortal que con tal de tener su amor fue enviado en una misión suicida al castillo de señor del mal, Morgoth.

Este texto solo fue publicado hasta la muerte del profesor, pero su relevancia en su vida llego al punto de que en su tumba y en la de su esposa, debajo de sus nombres se puso se colocaron los seudónimos “Beren” y “Luthien” respectivamente, haciendo una analogía perfecta al amor que la pareja se tuvo en la vida real.

3. Profesor J.R.R. Tokkien: padre de lenguas fantásticas

El profesor, además de ser escritor también fue un lingüista excepcional y un amante empedernido de los idiomas y las raíces de cada uno de ellos. Hecho que lo ayudo a desarrollar cerca de 4 lenguajes distintos para El Señor de los Anillos.

Entre los que estaban el idioma de los enanos, la lengua negra de Mordor y los 2 más importantes; los dialectos élficos del Quenya y el Sindarin. Los cuales se basaron en el sueco y el danés, para ser más fáciles de hablar y entender dentro de sus relatos. Y de no ser por Tolkien no existirán el Parsel, el Dothrakki, el Klingon, Na’vi o cualquier otro idioma ficticio que conozcan.

2. Era un obsesionado con los detalles

Algunos podrían decir que Tolkien era un obsesivo por detenerse en las narraciones para describir un paisaje o elemento de la trama, pero ello fue lo que ayudo a que el mundo de la Tierra Media fuese más creíble.

Ya que, en su construcción, el profesor se tomó la molestia de hacer mapas de referencia, árboles genealógicos, alfabetos, apéndices y cientos de referencias que difícilmente dejaban algo a la interpretación o agujeros de trama. Por lo que no es raro descubrir nuevos detalles en cada leída del texto.

1. Tolkien quería crear una nueva mitología para Inglaterra

J.R.R. Tolkien era un apasionado de la literatura y comenzó a escribir todo el mundo de la Tierra Media con el afán de llenar un hueco en mitología que él percibió en Inglaterra. Pues él afirmaba que Escocia, Irlanda y Gales si tenían muchas leyendas y mitos como parte de su cultura; pero el corazón del Imperio Británico no tenía nada con que competir.

Y por ello se puso a estudiar, componer y escribir las obras que todos conocemos, a fin de que todo el que quisiera conocer una nueva mitología lo hiciese de la mano de sus textos, personaje sus lenguajes.

Para concluir, los invito a que nos digan si ya sabían estos fabulosos datos sobre J.R.R. Tolkien, ¿cuáles faltaron? o ¿cómo los hubieran acomodado? Nos leemos la próxima

¡¡¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS PROFESOR TOLKIEN!!!!!!

J.R.R. Tolkien

Comentarios

comments