Y llegamos a la recta final, cuando de una u otra forma todo tiene que acabar.

Hace unos días se publicó el tomo final de la saga de X-men: Extermination, comic escrito por Ed Brisson y dibujado por Pepe Larraz, el cual sigue a los eventos publicados en X-Men Blue #35.

¿Cómo llegamos aquí?

Para estar todos en la jugada, antes de hablar del número 5 y final de este arco, haremos un breve resumen de eventos, así que hago mi advertencia, todo lo que leas a partir de aquí es un SPOILER.

Todo comienza con Avengers vs. X-Men, cuando Ciclope se puso loco, quería poder y fue poseído por la Fuerza Fénix, se transforma en Dark Fenix y mata al Profesor X. Tiempo después, Cíclope reaparece con una postura revolucionaria contra la superioridad humana, peor que la que han tenido otros antagónicos. Bestia decide que un quiebre emocional seria lo mejor que podría hacer para ayudar a su amigo, por lo que trae a sus versiones del pasado (aquellos del comic de X-Men #8 de los 60’s) a los cuales convence diciendo que Cíclope estaba al borde del genocidio mutante.

La travesía continua a través de los arcos de Battle of the Atom, Too Far Gone y Cross-Time Capers, donde muchos mutantes (presentes, pasados y futuros) se fueron entrometiendo con viajes en el tiempo, lo cual solo ha provocado una sobre complicación de la trama de los mutantes en los últimos años. 

Y como tomaría demasiado tiempo tratar de explicar cada uno de los acontecimientos, saltemos al preámbulo de Extermination. El profesor Xavier –si, ha vuelto– se da cuenta que los X-Men originales tienen que regresar y olvidar todo lo que aprendieron, todo lo que vivieron o de lo contrario, la línea de tiempo se destruirá.

En el período previo al lanzamiento de Extermination #1, Marvel lanzó cinco “escenas post-créditos” en las páginas de la serie X-Men Gold #27, X-Men Blue #27, X-Men Red #5, Astonishing X-Men #13 y Cable #159. En ellos, vimos como Kitty Pryde sigue liderando a los X-Men, a un ejército de centinelas atacando diversos puntos de concentración mutante, a Jean Gray se dándose cuenta de que es un ataque global y que los mutantes están muertos. Pero sobre todo Cable recibe un mensaje sobre una interrupción en la línea del tiempo, algo está mal…

Empezamos con Extermination

Una figura encapuchada se encuentra en las ruinas de lo que era el Instituto de Xavier, 10 años en el futuro, los centinelas acabaron con los X-Men, este personaje desaparece diciendo que alguien había arruinado todo.

Avanzando un poco, volveremos a ver al encapuchado quien decide atacar a Bobby Drake “Iceman”, pero él no está solo, nuestro querido viajero del tiempo, Cable llega a ayudarle. Tenemos varias escenas donde vemos golpes bien repartidos, pero es el dialogo lo que se vuelve crucial, el encapuchado culpa a Cable de lo sucedido por no cumplir su deber, y Cable responde que no es verdad, que si ellos (los X-Men originales) estaban ahí era para ver en que se estaban convirtiendo y cuando regresaran, ser mejores.

Continúan los golpes, es una batalla más intensa y Cable es derrotado… muere a manos del arma del encapuchado, no sin recordarle que es un viejo, blando y débil. Sufrimos con la muerte de Cable, un Bobby encerrado en una capsula y es cuando al final de este tomo descubrimos que a Cable lo mato otro Cable, uno más joven. 

En los post-créditos podemos ver las consecuencias de que los X-Men originales no volvieran a su tiempo, el futuro es un desastre. En el arco Cross Time Capers de X-Men Blue, el equipo saltó a diferentes líneas del tiempo alternas, antes de descubrir que todo esto era un plan de la malvada Hermandad, y aunque se dieron cuenta que tenían que regresar, nunca volvieron.

Ahora que saben de que va el asunto, vamos a ver por qué vale la pena continuar leyendo. 

La mente detrás del comic

Brisson tenía una simple tarea al empezar este arco: enviar a los X-Men originales a casa, y con ese objetivo, él y su equipo creativo, nos traen esta maravillosa aventura. Tenemos que tomar de base el por qué los X-Men originales fueron sacados de su época, el motivo que los trajo aquí, los caminos de odio, lo que son y serán los X-Men, Cable y los demás mutantes.

X-Men: Extermination es un arco de acción interrumpida de principio a fin, con una excelente sensación de ritmo. Brisson logra darle forma a varias sagas anteriores y un perfecto cierre con escenas fantásticas y enérgicas, bien mezcladas con esos momentos de calma y angustia que te ponen a pensar.

Este arco es una crítica completa al mito de los viajes en el tiempo, mezclando realidad con el mundo de los X-Men, que como vemos es un tema muy común en el universo Marvel. Brisson demuestra que es el hombre perfecto para escribir esta saga creador y fan a la vez, este hombre tiene el control.

Los personajes, en especial el Joven Cable, se vuelven un personaje interesante, una versión de Nathan Summers que no habíamos visto y que sería grandioso se desarrollara dentro de las sagas venideras.

Algo reconocible es que el comic luce genial de principio a fin, no solo los grandes momentos, el equipo de arte sobresale y ofrece perfectas reacciones y rostros. Todos los involucrados hicieron un trabajo increíble. Vemos los diseños de Larraz llamativos y cautivantes, el trabajo de Anindito y sus lápices cinéticos, las tintas pesadas de Vines y la paleta de colores de Arciniega. Las letras de Joe Sabino no son para ignorar.

Resultado de imagen para extermination 5 epilogo ciclope

Y para colocar la cereza sobre el pastel, la gran revelación fue el ver la aparición de Ciclope al final de Extermination. El hecho de que Scott regrese mientras su hijo está en una edad impresionable… en este momento se puede esperar cualquier cosa. Como fan de Marvel, esta página hará que cualquier fan de los X-Men, que aunque ya se esperaba el regreso de Scott, alcancemos a entender cuan necesario era. Extermination #5 lograra que desees leer todos los títulos venideros.

Comentarios

comments