¿Cómo hacer una buena película de videojuegos sin basarte en ningún videojuego ya existente? Cintas como Gamer, Ready Player One, Scott Pilgrim y Edge of Tomorrow integran elementos comunes de los videojuegos a su narrativa, como el hecho de reiniciar niveles una y otra vez después de morir; tal es el caso de Boss Level.

Bajo los géneros de Sci-Fi / Acción, siendo éste ultimo el dominante, Boss Level nos cuenta una historia simple y lineal a pesar de su rebuscado inicio entre flashbacks.

Estelarizada por Fran Grillo (a quién todos conocimos como el agente Rumlow aka Crossbones en el MCU), Mel Gibson y Naomi Watts, esto es lo bueno y lo malo de Boss Level (o como le pusieron en América Latina; Un día más para morir).

LO BUENO

Una cosa que siempre se agradece en las películas de acción es que no se compliquen demasiado con la razón detrás de la acción, sin embargo tampoco queremos tramas que nos traten como imbéciles.

Boss Level es lo suficientemente sencilla y complaciente como para emplear elementos muy comunes y lograr un buen resultado. Lo tiene todo: protagonista ex militar separado del amor de su vida, un villano malo malo, una misteriosa arma que amenaza el planeta, un amplio catalogo de secuaces, humor y explosiones.

Boss Level
La liga de los malvados exes… Ah no espera, esa es otra película

Las secuencias de acción están a la altura de cualquier super producción; de cualquier Missión Imposible o cualquier Jhon Wick. Las coreografías de peleas son impecables y las diversas muertes en pantalla están bien equilibradas.

El ritmo de la historia es el adecuado para una cinta como esta, dura lo que tiene que durar y aunque tiene un final “abierto” no pasa nada si la historia termina aquí. No pierde tiempo en explicaciones innecesarias pero tampoco plantea preguntas importantes.

Boss Level: una película de videojuegos sin basarse en videojuegos

El concepto de “bucle en el tiempo” en Boss Level es explicado al espectador en un formato que no deja lugar a dudas de que su inspiración son los videojuegos y la constante repetición a la que nos someten algunos títulos debido a su dificultad.

Pero no solo el nombre y concepto central de la cinta son sacados de la cultura del videojuego, otros conceptos como el del “farmeo” para subir de nivel e incluso el de los Speed Run son abordados en esta cinta sin tener que decir que son.

Obviamente, las referencias directas y cameos de franquicias existentes no pueden faltar, de forma casi forzada y gratuita, pero sin que esto arruine la experiencia general.

Boss Level
Dato curioso: el hijo de Frank Grillo interpretó al hijo del protagonista

LO MALO

Lo único que separa a “Un día más para morir” de un super block buster veraniego es la ausencia de un verdadero headliner; y no es nada en contra de Frank Grillo, pero así como brilla en las secuencias de acción, desluce en todo lo demás.

El punto más flojo de la cinta es sin duda su elenco… Y uno podría pensar; “estas loco? tiene a Naomi Watts y Mel Gibson” pero para esta cinta lo más importante que aportan son sus nombres.

Boss Level

Tal como pasa con Samuel L. Jackson en Spiral, Mel Gibson es Mel Gibson en esta cinta, no hace nada que no le hayamos visto ya al grado de que no importa como se llame su personaje, pues… Es Mel Gibson.

En el caso de Watts, su tiempo en pantalla es tan corto, que fácilmente podría haberle interpretado un modelo CGI y nadie se habría dado cuenta. Esto deja todo el peso actoral en Grillo quien no termina de convencer y se queda estancado en una caricatura del héroe de acción ochentero.

BOSS LEVEL: VEREDICTO

Rating: 3.5 out of 5.

Si Boss Level hubiera contado con un poquito más de presupuesto y desarrollo de personajes estaríamos hablando ya de un clásico instantáneo, sin embargo tal como está la cinta es bastante disfrutable.

Boss Level

Humor, acción y una idea que aunque no es nueva esta bien ejecutada, son los ingredientes de ésta película que probablemente pase desapercibida, pero que vale mucho la pena.

Comentarios

comments