El 10 de mayo se estrenó esta película basada en el videojuego del mismo título.

El personaje principal de la cinta es Tim, quien tiene que viajar a Ciudad Ryme, donde no hay cacería ni batallas pokémon, sino que estos seres conviven en el día a día junto con los humanos. Un estilo de vida diferente al que hemos visto en películas o series previas.

Encontrarán chistes locales para los fans, pokémones adorables para entretener a los niños, y algunos comentarios en doble sentido para hacer reír a los adultos. Es una película con diversidad y adaptable, la puedes ver con tu pareja, amigos o familia, manteniendo a todos contentos.

Normalmente no me gustan las películas de mascotas (o compañeros Pokémon) que hablan, así que mis expectativas eran bajas antes de entrar a verla. Salí sorprendida con la perspectiva diferente y me encantó, creo que si la hubieran estrenado en verano hubiera sido el éxito familiar.

La trama no es tan infantil, y no me refiero a que sea violenta o sexual, sino que a algunos niños pequeños se les podría dificultar seguirla, pero la historia es bonita y tiene mensaje.

Los personajes humanos con buenas actuaciones, y los pokémones con una animación que me pareció muy buena, sobre todo las expresiones de cada uno. Sobresale la ternura que emanan.

Es cierto que solo aparecen algunos pokémon ya que, de aproximadamente 500 que existen, no podían poner a tantos. Para aquellos que jugamos Pokémon Go, sabrán cuáles son algunos de los que participan en la película, ya que han aparecido con más frecuencia en el juego desde el 7 y hasta el 17 de mayo. Así que no se decepcionen si no ven a su personaje favorito.

En conclusión: Vale la pena para todas las edades. Espero que la disfruten tanto como yo.

Comentarios

comments