Por: Angel Yago

Un nuevo año ha comenzado y con ello los propósitos de año nuevo: que el ejercicio para bajar de peso, que ahora si me pongo a estudiar, que ahora sí sacaremos juegos exclusivos –si es que eres Microsoft-. Pero dentro de la industria de los videojuegos se ha despertado un interés en particular pues año con año salen nuevos títulos, nuevas actualizaciones, nuevos DLC’s, polémicas, etc y aun así, ¿Qué debemos esperar de las consolas este año?

Comencemos con la empresa más fuerte y que más ha dado de qué hablar, nos referimos a Sony quien dijo que en este 2019 no asistirá a la E3 ni abra Playstation Experience. Al momento de escribir esta nota, es el líder de la dichosa “Guerra de las consolas” con 82 millones de consolas vendidas.

Los analistas sugieren que la PS5 (nombre no oficial) saldrá el 2020 y que este año sería su anuncio. Recordemos que el primer Playstation 4 salió en el 2013 y dejaron de fabricarse para darle paso al Slim y al Pro en el 2017, dándole 6 años de vida al PS4.

El hecho de no asistir a ningún evento me hace pensar que este año Sony mantendrá la cabeza abajo y solo se enfocara en sus exclusivas como The Last of Us 2 y  Death Stranding, además de los thirth party, sin dejar atrás sus actualizaciones y sus respectivos DLC. Este año para Sony no pinta del todo bien, pues solo depende de dos hilos importantes y un rumorado anuncio, no por esto, deja de ser una opción sólida.

Del otro lado del cuadrilátero, los chicos de Redmond, quienes el año pasado estuvieron muy ausente, tratarán de remontar para poder al menos darle pelea a Sony. La verdad es que Microsoft no ha sido muy inteligente en la manera de vender consolas ni el trato a sus seguidores. El primer Xbox One salió en el 2013 y aunque también se estaba manejando la idea de otra consola,en  2017 anunció la One X con mejor procesador, memoria y otras cosas más que nadie recuerda porque nadie quiere recordar esa expo.

Microsoft ha dicho que no habrá nueva consola pues no necesita ninguna actualización, es potente, a un precio “accesible”. Sin embargo, el año pasado solo entregó Sea of Thiefs y Forza –sus dos brazos fuertes el año anterior–, sus juegos estandarte no salieron ni para decir “hola”. Se sabe que están haciendo un nuevo Halo y otro Gears of War, pero el público pide algo más, algo nuevo, y es que la mayoría de los juegos que salen en su consola también salen en las otras, o bien, cuando anuncia que es “exclusivo” también sale para PC –porque es Microsoft– lo cual le quita parte del encanto.

Recordemos que Xbox compró muchas desarrolladoras el año pasado, por lo que puede remontar, más sin Sony en conferencias y con Nintendo apenas despegando, puede ser su año si es que se manejan bien.

Por último tenemos a la gran N. Al contrario de Sony y Microsoft, Nintendo quiere ir a su ritmo, -lo aprendió a la mala con la Wii U- y su Switch lanzada desde el 2017 que apenas está dando señales de volver a ganar un mercado perdidó… muy a penas. En estos años ya demostró que no solo se podrán jugar Zeldas o Marios, sino que ya tiene a Thirth Party Developers cómo Namco Bandai, Epic Games, Bethesda, Ubisoft, entre otros, además de contar con una biblioteca de juegos indie que la verdad –o al menos para mí – es más atractivo por el hecho de poder jugar cosas cómo Hollow Knight, Dead Cells, The Messenger, incluso el temido, amado y odiado Dark Souls cuando voy de viaje.

No todo es color de rosas, si bien ya tenemos que pagar para poder jugar online uno pensaría que el NetCode estuviera mejor…y la verdad es que no ha pasado. Si bien es cierto que con el Nintendo Online tienes una biblioteca virtual de juegos de NES que se actualiza cada mes, ¿Por qué solo del NES y no del SNES, GBA o uno que otro del GC? Pero Uno de los mayores defectos –o al menos aquí México–  es su precio, ya que ronda entre los 8,000 y los 9,500 pesos, sin juego, y si eres un obsesivo de tus consolas –como un servidor – el paquete más juego y un kit de protección y viaje todo en conjunto rondaría entre los 13,000 y 15,000 pesos.

Este año Nintendo puede crecer muchísimo, con nuevos juegos, pero ya a estas alturas del partido necesitamos que corrija sus errores de red y sobre todo que ajuste sus en precios pues en comparación es más cara. Aunque solo lleva un año allá afuera se está ganando el corazón de muchos con sus títulos familiares de diversión garantizada.

La industria de los videojuegos avanza y tal parece que este año es una oportunidad de crecimiento para todas sus consolas, unas más que otras, por lo mientras, solo nos toca esperar y ver qué es lo que nos entregan y estaremos atentos a ver cómo remontan o cómo caen como el Titanic.


Comentarios

comments