‘Hocus Pocus 2’ (conocida en Latinoamérica como ‘Abracadabra 2’) llegó a la plataforma de Disney+ justo a tiempo para ampliar el repertorio de contenido de Halloween con una película enfocada para el público de menores edades. Aunque la película original pasó durante años fuera del foco de atención, se volvió con el paso de los años un clásico para una generación completa que creció viendo la cinta en los 90’s, y por ende se creyó que la idea de una secuela sería simplemente innecesaria o imposible de lograr.


Para aquellas personas que no pudieron vivir la experiencia de crecer con la película original aquí un poco de contexto: Estrenada originalmente en 1993, nos narra la historia de un joven californiano de nombre Max Dennison recién mudado a Salem. Una serie de eventos le llevan a revivir por accidente a 3 brujas -conocidas en el folclor del pueblo- justo en vísperas de Halloween. Una trama simple con su introducción, desarrollo, y desenlace que nutría con sus visuales el imaginario de noche de brujas.

Dentro de la película original contamos con elementos de comedia como ver a las brujas llevadas a un mundo ‘moderno’ 300 años después, viéndose sorprendidas de los encendedores, del asfalto, usar una aspiradora en lugar de escoba voladora, hasta incluso el descubrimiento de los autobuses. Todo ello mezclado con elementos fantásticos como un zombi, un gato que habla, y una vela mágica que puede revivirlas. Recomiendo muchísimo volver a ver si no se tiene fresca en la mente, o incluso verse por primera vez para que el contraste sea más efectivo con respecto a la segunda parte.

Pero más de 30 años han pasado y ahora Disney toma la decisión de entregar una secuela regresando al elenco original conformado por Bette Midler como ‘Winifred’, Sarah Jessica Parker como Sarah, y Kathy Najimy como Mary; quienes juntas nuevamente como las hermanas Sanderson, no han perdido un gramo de las brujas clásicas, mujeres practicantes de magia, adoradoras del diablo, que secuestran niños para sacrificar su juventud y continuar ellas mismas siendo jóvenes. Todo sigue allí sin pretender volver a contarnos la misma historia que conocemos.

Es justo el conjunto de elementos que la directora Anne Fletcher supo tomar, uno a uno aquellos que dieron su propio sabor a la película original, y que fue puliendo, añadiendo, y mejorando, para llevar la secuela por lo menos un paso más allá de lo logrado anteriormente, lejos de pretender ser así una copia calca. Son dichos elementos tan importantes que, al observarles detenidamente, se puede llegar a la conclusión de una mejora sustanciosa. Así que para ello, a partir de aquí se van a mencionar spoilers.

Hocus Pocus 2

Abriendo la película tenemos nuevamente un eco a la anterior con escenas en un viejo Salem de 1653, pero en lugar de seguir a niños a punto de morir a manos de las hermanas Sanderson, tenemos un vistazo a una joven Winifred Sanderson siendo desterrada de Salem por el reverendo Tasken al negarse a la autoridad de la iglesia de casarse. Ante la amenaza de verse separadas, Winifred y sus hermanas huyen al bosque donde conocerán a la Madre Bruja quién les indicará el camino para volverse ellas mismas brujas.

Solamente en esta introducción, nos muestran no sólo el origen de las brujas que ya conocemos, sino también algo de fanservice, como el ‘circulo de la calma’ que realizaban en la película original. Un personaje nuevo, el reverendo Tasken, existe para empujar la historia más adelante, así como uno ya conocido, William Butcherson, antes de ser un zombi; y hasta un personaje que se mencionaba en la película original pero que jamás se mostró, que es la Madre Bruja protagonizada por Hannah Waddingham.

Hocus Pocus 2

Cuando la película nos lleva al tiempo moderno ya tenemos una perspectiva distinta de las brujas aún antes de su nueva resurrección. Esto nos lleva a la presentación de las nuevas protagonistas Becca, Izzy, y Cassie, quienes siendo amigas desde muy niñas, han practicado con magia; siendo un detonante para el grupo el que una de ellas comience a alejarse por tener un novio nuevo.

Finalmente estamos lejos de esa caricatura de lo que es era un adolescente en los 90’s. Las 3 chicas saben actuar mucho mejor -con personajes menos planos- aunque con ello siguen sin destacarse por encima de las hermanas Sanderson (lo cual es imposible, fueron y siguen siendo lo mejor en ambas películas). Además de que dejamos de sentir menos ‘cringe’ al verlas tomando decisiones más sensatas y diciendo diálogos mejor escritos.

Los componentes de las brujas interactuando con esta aún más avanzada modernidad resulta más efectiva a la hora de la comedia y como recurso narrativo. Ver a las hermanas Sanderson creyendo que las ‘cremas rejuvenecedoras’ son una versión moderna de sus pociones es hilarante por el simple hecho de que no son ellas entendiendo algo ajeno a su estilo de vida, sino que es verles a ellas creyendo aprender algo nuevo a lo que consideran familiar.

Hocus Pocus 2

Incluso algo como el chiste de ellas volando en algo que no son propiamente escobas es mejor utilizado. Adiós el inútil recurso de una de ellas montada en una aspiradora, ahora contamos con dos aspiradoras inteligentes ‘roombas’ que a manera de plataformas flotantes servirán como medio de transporte. Y se pudo quedar hasta allí el incluir tan curiosos aparatos, pero no, llegado el momento reaparecen para ayudar a liberar a las hermanas Sanderson que estaban atrapadas en un círculo de sal. Genios.

Hocus Pocus 2

Llegado el desenlace todo amarra donde debe. Cuando las hermanas Sanderson están cansadas de depender de una vela mágica para sobrevivir, el simple cambio de sus planes a buscar conjurar el hechizo más poderoso posible, conocido como Magicae Maxima, lo que no permite que no se repita la misma historia de la primer película donde solo bastaba hacerle perder el tiempo a las brujas para que el Sol se encargara de frustrar sus planes.
Aquí las heroínas de la trama descubren su propio poder mágico. Becca, Izzy, y Cassie poco a poco van a volver a ser unidas, formando su propio aquelarre de tres, que no usarán para atacar a las hermanas Sanderson sino para defenderse a sí mismas. Sin utilizar nunca la palabra, la película nos habla de la sororidad, no solo en las protagonistas sino de las propias brujas antagónicas, que finalmente las llevará a ser vencidas a la vez que redimidas.

Aún señalado el contexto claro de mejora, esta película no se libra de tener fallos: Personajes secundarios como Gilbert, el fanático de las hermanas Sanderson que engaña a las protagonistas para que sean ellas quienes resuciten a las brujas, queda relegado a ser un mandadero junto al desperdiciado regreso del agradable zombi Billy Butcherson. Tienen sus escenas juntos pero serían innecesarios más allá de ser una justificación narrativa para que el hechizo Magicae Maxima quede listo para cuando las brujas regresen.

Lo mismo ocurre con el asunto de el alcalde Traske. Sí, es es heredero del original reverendo que le hizo la vida difícil a las niñas Sanderson, y daba para mucho más pero, aunque le seguimos por media película, cuando se resuelve que no le necesitan porque Cassie también tiene la misma sangre, sin pensarlo dos veces la película desecha al personaje de Traske quien literalmente se va a dormir y no le volvemos a ver jamás.

Hocus Pocus 2

En cuanto a la música no hay manera de olvidar como en la primer película el segmento musical (que básicamente fue ‘la canción’ de la película) de ‘I Put a Spell on You’ cantada por las brujas se volvió un ícono. Por su parte la secuela intenta repetir la fórmula esta vez con la canción ‘One Way or Another’, pero por muy bien interpretada por las actrices, y con mucho arreglo incluido, me parece falla en atrapar la ‘magia’ (jeje) de la original.

Ya por último, faltó matizar fríamente el argumento final. Aunque aplaudo que recurren a la sororidad como un factor narrativo más complejo, de cualquier manera se aprovecha pobremente. Básicamente las brujas ganan, lo único que evita que destruyan y maten a todos es que el plan no sale como querían y ocurre el clásico arrepentimiento, haciendo que las protagonistas hagan el favor de darle un cierre más complejo, pero igual de apurado que la película anterior. Bravo, ganó el amor…

Con todo y sus puntos débiles, su mejora ante su antecesora, y la amenaza de una posible secuela gracias a una escena post-créditos; ‘Hocus Pocus 2’ es una película que nadie esperaba pero que muchos de sus seguidores recibimos con gusto. Que no se atreve jamás en faltarle al respeto al legado de la original y moderniza lo que podría ser una historia que ahora cautive a nuevas generaciones como a muchos que crecimos en los 90’s, y con la cual mi niño interno puede sentirse satisfecho.

Hocus Pocus 2

+

Comentarios

comments