Microsoft está por cerrar su acuerdo para comprar Activision Blizzard por la cantidad de $68.7 mil millones de dólares, y posicionarse como la tercera compañía de videojuegos más grande del mundo.

El martes 18 de enero del 2022 es un día histórico para Xbox debido a que anunció que tanto los equipos de trabajo como las franquicias de Activision Blizzard ahora son parte de su familia.

La adquisición incluirá a los casi 10,000 empleados de Activision Blizzard que están por todo el mundo, las franquicias de Warcraft, Diablo, Overwatch, Call of Duty, StarCraft y Candy Crush; además de la League Gaming de los eSports.

Bobby Kotick, director ejecutivo de Activision Blizzard, seguiría a cargo de los equipos con el fin de acelerar el crecimiento comercial para Microsoft.

“La combinación del talento de clase mundial y las extraordinarias franquicias de Activision Blizzard con la tecnología, la distribución, el acceso al talento, la visión ambiciosa y el compromiso compartido con los juegos y la inclusión de Microsoft ayudarán a garantizar nuestro éxito continuo en una industria cada vez más competitiva”.
Bobby Kotick

Por otra parte, Phil Spencer, director ejecutivo de Microsoft Gaming, mencionó que los equipos creativos de Activision Blizzard tienen su mejor trabajo por delante, y agregó:

“Juntos construiremos un futuro en el que las personas puedan jugar los juegos que quieran, prácticamente en cualquier lugar que deseen”.
—Phil Spencer

Junto a esta adquisición, Microsoft buscará acelerar el crecimiento comercial en dispositivos móviles, PC, consolas y la nube, además de proporcionar elementos clave para el metaverso.

Al respecto, Satya Nadella, presidente y director ejecutivo de Microsoft dijo:

Los juegos son la categoría de entretenimiento más dinámica y emocionante en todas las plataformas de la actualidad y jugarán un papel clave en el desarrollo de las plataformas de metaverso. Estamos invirtiendo profundamente en contenido de clase mundial, comunidad y la nube para marcar el comienzo de una nueva era de juegos que pone a los jugadores y creadores primero y hace que los juegos sean seguros, inclusivos y accesibles para todos.
—Satya Nadella

Pues con la reciente adquisición, Microsoft buscará cubrir el mercado de los dispositivos móviles, el cual representa el 95% de todos los jugadores a nivel mundial, llevando las franquicias más inmersivas como “Halo” y “Warcraft” con algo de ayuda de la popularidad de Candy Crush.

Finalmente, esta decisión se verá reflejada con la llegada de títulos de Activision Blizzard a Game Pass, el cual ha alcanzado más de 25 millones de suscriptores al día de hoy.

Esta noticia podría significar que juegos como Call of Duty se vuelva exclusivo de Microsoft, y que Overwatch 2 sea lanzado pronto, aunque eso está por determinarse. Pues algunas fuentes mencionan que la adquisición podría concluir hasta el 2023, tiempo sujeto a las revisiones finales que determinen si se crea o no un monopolio, tal y como sucedió con Starfield de Bethesda.

Comentarios

comments