por Oliver Murillo.

Spoilers:  Si no han visto el tercer y cuarto capítulos de la temporada 3 por favor no sigan leyendo el texto a continuación o se podría arruinar la experiencia.

Cómo era de esperarse este capítulo se enfoca en las consecuencias que sucedieron en el anterior. Rick se encuentra totalmente fuera de la realidad, el haber perdido a Lori lo tiene destrozado, por lo que la actuación de Andrew Lincoln es sobresaliente, pues sin decir alguna palabra llega a expresar la rabia y el dolor de haber perdido a su esposa, y ¿qué mejor remedio  para liberar ese dolor? Pues atacar sin piedad a los zombies que están dentro de la prisión.  Sin lugar a duda las secuencias que tiene de ver como decapita a cada uno y la rabia que genera es impactante.

Sigo con mi crítica acerca de la manera como trataron a T-Dog en toda la serie, Glenn menciona que era el mejor y lo ayudo muchas veces, pero los escritores nunca supieron que hacer con él ni nunca explicaron ninguna historia acerca de él, entonces escuchar a Glenn haciendo la referencia de que tan bueno era no tiene el impacto necesario, pues nunca se llegó a describir al personaje.

Mientras en Woodbury finalmente pudimos observar un poco más acerca del Gobernador, el mostrar como cuida de su hija zombie observa lo dañado que está y lo difícil que es para el seguir en ese mundo.  Michonne no confía en lo que pasa en el pueblo, sobre todo al ver que tenían guardados algunos zombies; y qué gran escena el ver como los mata con la espada. Cuando el Gobernador le dice que ella cabe muy bien en este mundo tal vez no mienta, pues se ve como disfruta estar rebanando zombies.

Andrea tomando un curso lógico a lo que viene pasando no quiere irse del pueblo observando como era la vida ahí, y es entendible a pesar de que Michonne tiene razón de que no todo es de acuerdo a como lo pintan, quiere quedarse, pues le ofrecen una vida más estable al no estarse preocupando de ver que les sucede estando ellas solas, desafortunadamente muy tarde se dio cuenta que si debió haberse ido con Michonne, el show de gladiadores muestra claramente lo obscuro que es y puede ser ese pueblo.

El Gobernador muestra perfectamente como puede mantener el control de pueblo, al hacer una fiesta y tener el show permite que las personas se diviertan y se sientan seguras, Merle es visto como heroe en esos momentos y se ve que lo disfruta; hablando de Merle ¿qué tal la manera de sacarle los dientes a los zombies para poder usarlos sin ningún problema?

Daryll sigue mostrando una capa más de su personalidad, ahora fue él quien se preocupó por la niña y buscó tanto la fórmula para darle de comer, como encargarse de cuidarla y alimentarla, él es la antítesis de T-Dog, los escritores realmente están haciendo un excelente trabajo al dar nueva estructura a este personaje.

Finalmente regresando con Rick, después de acuchillar sin misericordia al zombie que se comió a su esposa, claro estando muerta antes y viendo el casquillo entendiendo que le dispararon antes de que se convirtiera, para los fans del comic saben lo que significa el hecho de que escuche el timbre del teléfono, sin lugar a duda una muestra más del camino que lo lleva un poco más a la locura, veremos que ocurre el próximo episodio.

Calificación: 8.5

Comentarios

comments