Antes de entrar en tema, creo que es muy importante recalcar algo: ‘She Hulk’ fue un experimento interesante. Sobretodo cuando caes en cuenta que muchos de sus temas abordaron a una buena cantidad de su público, principalmente, su propia negatividad.

“Si tal vez ame a México pero… ¿no podría sonreír mas?”

Es decir, en un mundo ideal, la serie de She Hulk habría tenido una gran aceptación de parte de un público femenino; adolescentes y mujeres jóvenes que se verían reflejadas en cómo una abogada lidia -pese a sus superpoderes- con hombres misóginos, situaciones donde su género es visto como menos, tratada profesionalmente como menos, pero sobretodo, de cómo un cúmulo de varones celosos del poder que pueda tener o alcanzar una mujer, son capaces de formar un foro de internet con la única intención de ridiculizarla y destruirla; y cómo ante todo y pese a todo, Jennifer se empodera, controla su ira, sale adelante, abraza su sexualidad, y se abre a la posibilidad de descubrirse un día como “la chica popular” y cómo su propia autoestima hace las pases con ello.

Pero, en efecto, pareciera ser que la mayor parte del público que vio -y se enfocó en quejarse de la serie-, precisamente fueron hombres similares a los que esta refleja, quienes no entendieron que pese a ser un producto del MCU este tenía que tomarse con humor y apertura, no esperando golpes, explosiones, o la aparición de Wolverine y Mephisto en cada episodio. Es por ello que muchos se sienten decepcionados y la catalogan como el peor producto Marvel que actualmente hay en Disney+.

Aquí solo una muy breve selección de reseñas

Y entiendo sobre el quejarse, yo particularmente incluso soy medio famoso entre mis conocidos porque “no me gusta nada“. Pero ciertamente una cosa es quejarse sobre lo que pudo ser mejor narrativamente hablando, o en cuestión de producción o actuación, proponiendo sobre todo cómo pudo tal vez mejorarse. Y otra muy diferente es quejarse de una “agenda política” o de cómo “Marvel intenta imponer a las mujeres como mejores superheroinas por sobre los hombres”, lo cual además de ser una patraña, es una proyección misógina que pocas veces tiene si quiera que ver con la serie o película de la que se está hablando. En otras palabras, creo valido decir que ‘Captain Marvel’ es mala por su argumento, no así porque Brie Larson necesita mejorar su actitud cuando la entrevistan.

“Uf! y peor con ese corte de cabello tan poco femenino”

Alabo enormemente no sólo la apuesta que fue ‘She Hulk’, que a mi parecer fue mucho más enriquecedora y disfrutable que por ejemplo ‘Moon Knight’ o ‘Eternals’, pues jugando entre ser y no canónica, nos dio la oportunidad de ver a personajes Marvel que otrora jamás imaginaríamos podrían si quiera ser mencionados -menos aún, interpretados- como Mr Immortal de los Great Lakes Avengers, Frogman, la banda Wrecking Crew, o incluso la villana Titania, quien brillantemente fue adaptada a un concepto más actual de influencer.

Puedo entender que el CGI no fue el mejor, pues el presupuesto -como bien hacen referencia en el final- no era suficiente para tener un Hulk inmaculado en cada escena; pero creo que enfocarse en ese tecnicismo nuevamente prueba el punto del que la serie se burla, pues no se supone volvieras cada semana por las secuencias de acción, o los personajes que la serie pudiera introducir, sino para ver a una chica divertirse twerkeando, barriendo el piso con los bullys, y ultimadamente, incluso haciendo burla de lo que muchos fans -incluyéndome- se quejan sobre lo predecible que suelen ser los finales de cada producción del MCU, y de cuándo carajos por fin podremos ver a los X-men.

“Eso mamona! Diles sus verdades!”

She Hulk no vino a romper un paradigma, ni a ser la base de una nueva extensión del MCU; su intención simple y honesta era divertirnos, llevar a la pantalla una heroína con la que las chicas pudieran realmente identificarse, así como traer a la luz la tan criticada, pero inherentemente presente, toxicidad masculina de la que se quejan se mencione quienes principalmente la ejercen o justifican.

No, no es mi serie ni producto Marvel favorito, pero siento haber entendido su intención y lo disfruté cada semana. No fui fan de un par de cabos sueltos como la jeringa enorme que no volvimos a ver jamas, ni tampoco de la innecesaria y cero impactante presentación de Skaar, ¡pero diablos! Espero K.E.V.I.N. no desista de darle otra oportunidad con una nueva temporada.

“Pintamos toda la casa sin dejar un….¿QUÉ ES ESO?”
¡Ese no parece el Conan Hulk Espacial que esperaba!

Comentarios

comments