Una de las series que más disfrute el año pasado fue Aggretsuko, desde los personajes, la trama, el entorno del salary man japonés (Godínez en México) y lo tierno e irreverente del personaje principal, todo eso le daba personalidad al show. Pero en esta segunda temporada deja mucho que desear, desde el especial de navidad se observaba un declive en el guion. Por otra parte, la inclusión de nuevos personajes, en opinión personal, era algo innecesario.

¿De qué se trata Aggretsuko? Para los no iniciados es una serie cómica que refleja la vida de Retsuko, una panda roja asalariada del Departamento de Contabilidad de una empresa en Japón. La vida de la señorita Retsuko se encuentra cargada de momentos incómodos, divertidos, sarcásticos, lindos y frustrantes, propios de un asalariado. Si eres un godín, te agradará la serie porque en muchas ocasiones te sentirás identificado.

Un secreto de la protagonista es su afición por el karaoke y cantar Death Metal para desestresarse, la comedia la protagonizan peonajes de Sanrio, los creadores de Hello Kitty.

Nueva temporada, nuevos e inmemorables personajes

En la primera temporada la protagonista busca “la salida fácil” para dejar la vida de asalariada ─casarse─. Esa era  la trama principal, así cómo la adaptación a su nuevo trabajo junto con otros pintorescos personajes. Para esta segunda temporada comienza con un personaje extra de la oficina casándose y con esto llega uno de los oficinistas más molestos de toda la serie y, por más que nos cueste aceptarlo, hay gente así de molesta en la vida real. Anai es el novato de la oficina y lo que lo hace fastidioso es ver cómo un novato, en menos de dos episodios, puso en crisis a los personajes que a Retsuko le tomó toda una temporada dominar, como al jefe Ton y la molesta Tsunoda.

La madre de la protagonista llega con unos de los clichés de la vida moderna de todo chavo ruco soltero: ¿para cuándo la boda? La compañía podrá decirse que es el eje central de esta temporada, incluso uno de los pretendientes de la protagonista nos da una de las lecciones más importantes sobre el matrimonio─ la cual en lo personal nunca lo había visto de esa manera─. También aparece un nuevo interés amoroso para la protagonista que parece sacado de una  comedia romántica de Ryan Reynolds o Adam Sandler.

El futuro de la serie

Los más probables sería una película u otro especial pero no estoy seguro de una tercera temporada, pues el final de esta, dentro de todo, es grato y de nueva cuenta el jefe Ton salva la situación como todo gran jefe. El interés amoroso pareciera haber sido metido a la fuerza. Algunos peonajes se descartaron por completo en esta temporada como Tsunoda, Haida, Rasasuke y Fenneko, mientras que otros cambiaron, como Washime y Gori (tienen un cambio de personalidad). La señora Kabae (la hipopótamo rosa) tiene un papel importante en esta temporada, tonto pero importante, y hasta el personaje nuevo y molesto se vuelve significativo al final.

La serie es para maratonearla. Si eres fan del personaje, seguramente ya la viste y quizás te dejó con un sabor agridulce por iniciar con un personaje que todos odiamos y terminar con una grata lección de vida, donde  lo más importante es llegar a la felicidad con quien gustes y sin que te cambien, lo importante es aferrarte a tus principios y tener a alguien con quien contar que te sirva como un ancla ─gran enseñanza del jefe Ton─.

Comentarios

comments