Microsoft, hasta septiembre de 2019, no había tenido ningún lanzamiento destacable, Crackdown 3 no funcionó como esperaban y a pesar de ser una de las compañías más destacadas  en el E3  2019 pareciera no figurar entre las favoritas del público, pero con la llegada del último trimestre del año, llegó la mayor apuesta de la compañía: GEARS 5.

 

La historia de Gears 5

Obviamente el Gears 5 sucede después de los acontecimientos del Gears Of War 4. Comenzamos siendo el poco carismático JD, investigando las ruinas de la ciudad de Azura (para entender un poco más de todo el los acontecimientos del 5, es recomendable conocer los anteriores, incluso un poco de los cómics, debido a los remanentes de las guerras del péndulo). Esta primera misión es como un tutorial a la vieja escuela: corres, disparas, corres, disparas, emboscada, disparas, monstruos grandes, lo típico del Gears. 

Conforme avanza la historia y motivos narrativos de la misma ─SPOILERS─ cambias de protagonista, pero no se siente tan forzado ya que la campaña y la mayoría de los acontecimientos se centrarán en  Kaeit,  que se ve involucra en la búsqueda por la verdad de detrás de los Locust, los fascistas de la CGO, su madre y la su reina de los Locust.

La historia central se desarrolla en distintos parajes; desde montañas heladas hasta profundos desiertos y enormes ciudades, todo para encontrar la verdad sobre el origen de los Locust. Los ex miembros del equipo Delta están de regreso pero ahora en un rol secundario y de apoyo, incluso Marcus en una parte es la persona a cargo del control de misión y Baird tendrá un rol un poco más protagónico, incluso regresa JACK. 

Se cierran algunos huecos en esta interminable guerra contra el enjambre y posiblemente veremos una conclusión en Gears 6, algo sobresaliente de esta entrega es la narrativa; en los primeros 4 todo era disparos, gritos y motosierras; en esta reciente entrega el final es bastante emotivo, incluso tomas una decisión crucial, la cual brinda una oportunidad para la próxima entrega de hacer algo parecido a la saga de Wolfenstein, donde una decisión al principio del juego cambia el gameplay, así como algunos acontecimientos.

Modo de juego

Es un Gears como los 4 anteriores, pero la parte intermedia del juego es ir y buscar repetidamente: ve y activa, ve y destruye, ve y cuida, incluso las misiones secundarias son verdaderamente opcionales, no tienen trascendencia en la trama del juego, únicamente para mejorar a JACK ─el mejor personaje del juego─. Se agradece este cambio pero pareciera que para al capítulo 4 de la historia se les olvidó todo eso y se vuelve a la fórmula principal del Gears: emboscada, activo, correr, vehículo, disparo, monstruos enormes y cinemática.

No es malo esta inclusión ─si así le podemos llamar─ pero ya era una forma establecida del juego, por otra parte la IA de tus compañeros de escuadrón a veces falla: se pasean junto a ti y no te reviven,  incluso JACK  ahora se mete a refriega y resulta ser más útil. Una queja general es la  falta de enemigos nuevos y armas, únicamente agregaron un lancer lanzagranadas y una arma del enjambre llamada garra. En cuanto a enemigos, ahora son más montoneros y solo pusieron un grandulón con casco y robots zombies.

Multijugador

Es todo un deleite,  es una grata experiencia,  desde el modo cooperativo en la campaña hasta lo refinado que salió el modo horda, lo único que parece algo rebuscado es el modo escape, que en un principio parece sacado de cierto juego móvil donde le veneno te mata, pero aquí juegan un poco más con el factor tiempo y desesperación. Es interesante pero no es lo mejor de la experiencia  a pesar de que fue uno de los modos más anunciados por la compañía.

Si tienes amigos con quien jugar el modo horda es una gran oportunidad para revivir esa época del Xbox 360, por otra parte, aunado a todo esto llega el multijugador competitivo, y como todo los juegos actuales, aparece el enfoque de los E-Sports, lo cual se agradece. También aparecen las microtransacciones pero algunas no pasan de ser aspectos y cosas estéticas.

Conclusión: Gears 5 ¿el mejor Gears?

Gears 5 es un gran juego, posiblemente opacado por los errores pasados de la compañía, incluso por su predecesor. Las partes donde puedes elegir el objetivo están de más, la fórmula ya es un éxito, no necesitaba un arreglo forzado. Se agradece bastante la calidad de la narrativa y siendo un final con una elección podría hacerse un excelente Gears 6. El doblaje en español brilla, es increíble la voz Sebastian Llapur y anexos, pero poco a poco el doblaje y carisma de los personajes principales se van ganado un lugar en el universo de Gears. Por el precio y por ser un juego de lanzamiento reciente, encarecidamente es una oportunidad para obtener Game pass, siendo este la mejor y más económica forma de tenerlo por menos de 150.00 pesos mexicanos  ─el 10% de su costo real─.

Comentarios

comments